Salmo  141: 1 - 3, 8
1 Salmo. De David. Yo te invoco, Yahveh, ven presto a mí, escucha mi voz cuando a ti clamo.
2 Valga ante ti mi oración como incienso, el alzar de mis manos como oblación de la tarde.
3 Pon, Yahveh, en mi boca un centinela, un vigía a la puerta de mis labios.
8 Hacia ti, Señor Yahveh, miran mis ojos, ¡en ti me cobijo, no desampares mi alma!

EWTN