Temas en  General


APARICIONES MARIANAS

Tenemos una serie de preguntas que hacerle, referente a una devoción Mariana la cual no ha sido aprobada por la Santa Iglesia Católica. Queremos preguntarle ¿cuál debe ser la posición frente a la práctica de cierta coronilla, que esta ofrece y cómo podemos saber si es correcto realizarla y dejar de hacer el Santo Rosario o realizar las dos practicas devocionales juntas?. Le hacemos estas preguntas por que nuestra madre es una mujer muy piadosa y realiza este tipo de oraciones pero nosotros no confiamos en esta devoción, sin la aprobación debida del Vaticano. Creemos que lo que están haciendo es obligar a La Santa Sede a aprobarlas y no se dejan llevar por el Espíritu y dejarlo terminar su obra.
Por otra parte queremos preguntarle su posición frente a las revelaciones privadas, nosotros no las aceptamos y pensamos que no hay que idolatrar a una persona porque las tenga, esto sé esta presentando en nuestra parroquia y la persona asegura que se le aparece el Señor y le prohibió recibir la comunión de un ministro o un diácono y le dijo también que debe orar únicamente por los sacerdotes mas no por otras intenciones especiales, este personaje tiene un grupo y estas personas obedecen al líder del grupo que es vidente (Supuestamente) y nosotros no sabemos cómo manejar la situación por que no sabemos si rechazarlos o simplemente dejarlos con su idea que creemos que es un poco errónea.
Esperando que por favor aclare nuestras interrogantes, y agradeciéndole de ante mano, nos despedimos con la bendición de María Santísima bajo la advocación de Nuestra Señora de Chiquinquirá, y del Sagrado Corazón de Jesús. Esperamos que nos responda lo más pronto posible.

Respuesta-----------------

Pues miren, esto es los que nos dice la Santa Madre Iglesia Católica. Las revelaciones privadas no las tenemos que creer pues son privadas. En ellas no existe la revelación Divina. Son principalmente para el visionario.

¿Dejar de rezar el Rosario? Jamás y nunca. El Rosario no nos llegó por revelación privada sino a través del movimiento del Espíritu Santo en la historia de la Iglesia. Si la visión le sugirió que dejaran de rezar el Santo Rosario entonces les puedo asegurar que dicha aparición no viene de Dios. El diablo tiene el poder de vestirse como ángel de luz. Por eso la Iglesia nos enseña que las apariciones según el visionario X o Z son primeramente para el visionario. Y si resulta que el visionario (quien dice ver a la Virgen o Jesús) está mal de la mente, ¿entonces qué de esas almas que perdieron su tiempo siguiendo a estos mensajes? Pues, ellos han de ver que perdieron el tiempo en no hacer las cosas que sí les corresponde como es la Misa, la Adoración al Santísimo, el Rosario, la Lectura Bíblica, la Penitencia como es el ayuno, la Limosna, la Dirección Espiritual, la Confesión, la Lectura espiritual de las encíclicas de la Iglesia y las obras de los santos o sea todo aquello que no necesita el apoyo de apariciones porque siempre nos mantienen cerca de Dios. Que hagan una buena confesión porque abandonaron lo que debieran haber hecho por aquello que fue solo una ilusión, una distracción del demonio.

Hermanos queridos, no hay nada que pueda decir alguna aparición que ya no se nos ofrezca en los sacramentos de la Iglesia, en la Palabra de Dios y el Santísimo Rosario. Incluso las apariciones aprobadas por la Iglesia no significa que las tienen que creer los fieles porque no forman parte de la doctrina oficial de la Iglesia.

Me parece que ustedes deben sospechar de estas "apariciones". Los diáconos de la Iglesia son hombres ordenados al servicio que encuentren su labor ya presente en la Biblia en el libro de los Hechos de los apóstoles capítulo 6 versículo 3. La Iglesia permite que ellos bauticen, casen, prediquen y distribuyan la Eucaristía. Hermanos, me parecen que ustedes deben de apartarse de dicha persona que esté recibiendo tales mensajes. De pronto pienso que ustedes no deben recitar la "coronilla". Cualquiera se puede inventar una coronilla. Por favor, no abandonen lo que sí la Iglesia nos indica hacer por aquello que aun no se conoce y quizás no sea de Dios. Ojo. Que Dios los cuide, 

P. Luis

 

HOME - LO NUEVO NOTICIAS - FE - TELEVISIÓN - RADIO
BIBLIOTECA
- GALERÍA - AUDIO Y VÍDEO - GENERAL - DONACIONES

Condiciones de Uso    Política de Privacidad