14-Agosto-2000 -- ZENIT Servicios de Noticias

EL FORO INTERNACIONAL DE JOVENES PREPARA LAS JORNADAS MUNDIALES

Por primera vez, delegados de Camboya, Belice, Ghana y Macedonia

CIUDAD DEL VATICANO, 13 agosto (ZENIT.org).- En preparación de la Jornada Mundial de la Juventud, tiene lugar estos días en Roma el séptimo Foro Internacional de los Jóvenes, organizado por el Consejo Pontificio para los Laicos, con el título: «Lo digo a todos: ¡Vayamos tras las huellas de Cristo!».

Participan en la cita jóvenes delegados de las conferencias episcopales --desde Burkina Faso hasta Cuba, desde Jordania hasta Vietnam-- y de los movimientos, asociaciones, comunidades y grupos difundidos a nivel internacional. En total son unos trescientos participantes. Además, unos treinta invitados, que trabajan en el sector de la pastoral juvenil en diferentes países, siguen las sesiones de trabajo como «observadores».

Ayer, sábado, tuvo lugar la ceremonia de apertura en la que 250 muchachos entregaron a sus coetáneos la cruz de las Jornadas Mundiales de la Juventud, que fue traída en peregrinación a pie desde Mantua a Roma. «La cruz en la que creemos --dijo uno de los muchachos en un emocionante discurso-- no es signo de muerte o de desesperación, sino de vida, esperanza y alegría». De este modo, la Cruz de los jóvenes regresa a Roma, donde tuvo lugar la primera Jornada Mundial de la Juventud de la historia, después de 15 años, en los que ha recorrido los cinco continentes y casi todos los Países del mundo.

Por eso, en su intervención en el día de ayer, el cardenal James Francis Stafford, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, reconoció que esta cruz trae consigo «la oración y el compromiso de los millones de jóvenes que en esta cruz han reconocido el signo sencillo y sagrado del amor de Dios por la humanidad».

No es un congreso, un parlamento o un seminario de estudios, sino una experiencia de fe. Nacido con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud de Buenos Aires, en 1987, la edad media de los participantes en el Foro internacional de los Jóvenes es de entre 23 y 24 años.

En la tarde de ayer, los jóvenes hablaron en grupos de trabajo sobre los desafíos que plantea la fe en el mundo de hoy. Al final del encuentro, publicarán un mensaje dirigido a los jóvenes de todo el mundo, que será leído durante la Jornada Mundial, en presencia del Santo Padre.

En la mañana de hoy intervinieron Ernesto Olivero, fundador del Servicio Misionero Juvenil, de Turín, y el padre Jesús Castellano, presidente del Instituto Pontificio de Espiritualidad, Teresianum. A continuación, varios jóvenes de diferentes países ofrecieron su testimonio sobre cómo es posible ser cristiano en circunstancias frecuentemente adversas.

El cardenal Stafford, en declaraciones a «Radio Vaticano» ha explicado que este Foro de jóvenes tiene una importancia decisiva para él y para el organismo vaticano que dirige, pues le ofrece la oportunidad de «escuchar» a estos jóvenes: «sus ideales, sus esperanzas, sus tentaciones». Por otra parte, añade, «permite crear un sentido de comunidad entre los jóvenes», una comunidad de cristianos que se extiende por los cinco continentes.

Entre las novedades de este año, cabe resaltar la presencia de delegaciones juveniles de países que hasta ahora no habían podido participar por diferentes motivos (políticos o económicos), como es el caso de Camboya, Belice, Ghana y Macedonia.

Inicio  -  Noticias  -  Antecedentes  -  Multimedia  -  Cobertura  -  Inglés

 

HOME - LO NUEVO NOTICIAS - FE - TELEVISIÓN - RADIO
BIBLIOTECA
- GALERÍA - AUDIO Y VÍDEO - GENERAL - DONACIONES

Condiciones de Uso    Política de Privacidad