EWTN Noticias
5-Noviembre-2007 -- Servicio Informativo del Vaticano

CRISTIANOS E HINDÚES: RECORRER UN CAMINO DE DIALOGO

CIUDAD DEL VATICANO, 5 NOV 2007 (VIS).-El cardenal Jean-Louis Tauran, presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, ha escrito un mensaje a los seguidores del hinduismo, con motivo de Diwali, la fiesta de las luces, que este año cae el 9 de noviembre. El mensaje lleva como título "Cristianos e hindúes: decididos a recorrer el camino del diálogo".

"Interesado por vuestros sentimientos religiosos y respetuoso de vuestras antiguas tradiciones -escribe el cardenal- espero sinceramente que vuestra búsqueda de lo divino, simbolizada con la celebración de Diwali, os ayude a superar las tinieblas con la luz, la falsedad con la verdad, el mal con el bien".

"El mundo que nos rodea desea ardientemente la paz. Las religiones la anuncian porque su origen es Dios, que, para nuestra fe cristiana es nuestra paz. ¿Cómo podríamos en cuanto creyentes de diversas tradiciones religiosas, dejar de trabajar juntos para recibir el don divino de la paz y difundirlo a nuestro alrededor? (...) Nuestras respectivas comunidades deben dedicar una atención urgente a la educación de los creyentes que pueden fácilmente caer en errores llevados por una propaganda falsa y engañosa".

"La creencia religiosa y la libertad van siempre juntas -prosigue el purpurado-. No puede haber constricción en la religión: nadie puede ser forzado a creer, no se puede impedir a ninguno que crea. (...) La Iglesia Católica, como ha recordado recientemente Benedicto XVI a los embajadores de la India y de otros países (...) ha sido fiel a esta enseñanza: "la paz se basa en el respeto de la libertad religiosa, que es un aspecto fundamental y primordial de la libertad de conciencia de los individuos y de la libertad de los pueblos".

"Para las comunidades religiosas comprometidas en la construcción de una paz mundial es un reto importante la formación de los creyentes para que descubran ante todo la amplitud y la profundidad de la religión propia, así como el de incentivarles para que conozcan a otros creyentes. No olvidemos que la ignorancia es el primero y quizá el enemigo fundamental en la vida de quien cree".

"Como todas las relaciones humanas, también las de personas de diversas religiones requieren alimentarse de encuentros regulares, escucha paciente, colaboración activa y sobre todo, actitud de respeto recíproco. Por lo tanto, tenemos que construir lazos de amistad".

"En situaciones de incomprensión es necesario que las personas se reúnan y comuniquen entre sí para aclarar con un espíritu fraternal y amistoso, las creencias, aspiraciones y convicciones respectivas. Sólo a través de nuestro diálogo, evitando cualquier forma de prejuicio e idea estereotipada y dando testimonio fiel de nuestros preceptos y enseñanzas religiosas se pueden superar los conflictos. El diálogo entre seguidores de diversas religiones es hoy el camino necesario y la única senda que pueden recorrer los creyentes".



www.ewtn.com