8-Mayo-2009 -- ACI Prensa Servicios de Noticias

Share |

El Papa llega a Tierra Santa para impulsar camino de paz y esperanza, afirma Nuncio

ROMA, 07 May. 09 (ACI).- El Nuncio Apostólico en Israel y Chipre y Delegado Apostólico en Jerusalén y Palestina, Mons. Antonio Franco, señaló que "mi esperanza es que la visita de Benedicto XVI" a Tierra Santa, que se inicia este viernes 8 de mayo, "pueda dar en cualquier modo un impulso decisivo hacia una convivencia pacífica en la justicia".

En entrevista concedida a L'Osservatore Romano, el Arzobispo indicó que "auguramos que la presencia de Benedicto XVI prenda luces de esperanza. Quisiera ser optimista, pero es necesario sobre todo ser realista la solución del problema palestino aparece lejana. Es necesario desatar todavía varios nudos y hace falta un mayor esfuerzo de parte de todos. Es necesario, antes que nada, querer verdaderamente la paz y esforzarse activamente para crear las condiciones que la favorezcan".

Tras comentar que la "Iglesia local está feliz por poder acoger al Papa como Padre y Pastor", Mons. Franco se refirió al reciente conflicto de la Franja de Gaza y explicó que "desde el Ángelus del 28 de diciembre, justo luego de los primeros ataques a Gaza, hizo un inequívoco llamado al cese al fuego. Frente a la escalada de operaciones militares, la Santa Sede pidió a los israelíes salir del círculo vicioso del enfrentamiento y de buscar soluciones negociadas. Hubo claramente la condena de la violencia para ambas partes".

Al comentar luego el ambiente positivo que la prensa internacional en occidente destaca entre los musulmanes que también esperan al Papa, el Nuncio precisa que "ciertamente un interés vivo por la visita del Papa de parte de la Autoridad Palestina y del pueblo que lucha por ver reconocidos sus propios derechos". Además, dijo, "los palestinos saben que en el curso de los años ha habido un esfuerzo creciente de la Santa Sede: por esto ven al Papa como a una persona que conoce su realidad y defiende sus derechos".

"Del resto, lo mismo se podría decir del mundo judío, porque la Santa Sede proclama y sostiene claramente los derechos también de Israel. Entonces la invitación es a conciliar y armonizar los derechos en el respeto recíproco de unos y otros", precisó.

Al referirse luego a la comunidad cristiana en Tierra Santa, el Arzobispo explicó que la Santa Sede "está haciendo un trabajo muy intenso para dar una base jurídica a la presencia y la acción de la Iglesia (en Israel), que hasta ahora no tiene un reconocimiento legislativo".

"Hay dos acuerdos: el fundamental del 30 de diciembre de 1993 –que abrió las puertas a las relaciones diplomáticas– y el de 1997, para el reconocimiento jurídico de la Iglesia y sus instituciones, pero ninguno de ellos ha sido hecho ley por el Knesset, el parlamento soberano".

Se�ale aqu� para compartir esta noticia con un amigo(a).


Regresar a Noticias