17-Abril-2008 -- ZENIT.org Servicios de Noticias
El material de Zenit no puede ser reproducido sin permiso. Puede solicitar permiso escribiendo a info@zenit.org

Share |

Oración del Papa con la que implorará en la Zona Cero paz para un «mundo violento»

CIUDAD DEL VATICANO, jueves, 17 abril 2008 (ZENIT.org).- Uno de los momentos más intensos de la visita de Benedicto XVI a los Estados Unidos se vivirá en el último día, el domingo 20 de abril, con su visita a la Zona Cero, el cráter en el que surgían las Torres Gemelas. Publicamos la oración que el Papa elevará en recuerdo de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre:

* * *

Oh Dios de amor, compasión y sanación,

míranos, personas de muchos credos y de diferentes tradiciones,

que se reúnen hoy en este lugar,

escenario de increíble violencia y dolor.

Te pedimos en tu bondad

que concedas luz eterna y paz

a todos los que murieron aquí,

comenzando por quienes lo hicieron heroicamente:

nuestros bomberos, policías,

trabajadores de los servicios de emergencia, y

personal de la Autoridad Portuaria,

junto con todos los hombres y mujeres inocentes

que fueron víctimas de esta tragedia

simplemente porque su trabajo o servicio

les condujo aquí el 11 de septiembre de 2001.

Te pedimos, en tu compasión

que otorgues la curación a aquellos

que, debido a su presencia aquí, en aquél día,

sufren heridas y enfermedad.

Cura, también, el dolor de las familias que todavía están en duelo y a todos aquellos que perdieron a seres queridos en esta tragedia.

Concédeles fuerza para continuar sus vidas

con valor y esperanza

Recordamos también a aquellos que sufrieron muerte, heridas, y pérdidas

el mismo día en el Pentágono y en Shanksville, Pennsylvania.

Nuestros corazones son uno con ellos,

mientras que nuestra oración abraza su dolor y sufrimiento.

Dios de paz, concede tu paz a nuestro mundo violento:

paz a los corazones de todos los hombres y mujeres

y paz entre las naciones de la tierra.

Orienta hacia tu senda de amor

a aquellos cuyos corazones y mentes

que están consumidas por el odio.

Dios de comprensión,

abrumados por la magnitud de esta tragedia,

buscamos tu luz y guía

para afrontar tan terribles eventos.

Concede que aquellos cuyas vidas se perdieron

puedan vivir de manera que las vidas perdidas aquí

no se hayan perdido en vano.

Confórtanos y consuélanos,

fortalécenos en la esperanza,

y danos la sabiduría y valor

para trabajar sin descanso por un mundo

donde la verdadera paz y amor reinen

entre las naciones y en los corazones de todos.

Se�ale aqu� para compartir esta noticia con un amigo(a).


Regresar a Noticias