3-Noviembre-2010 -- Servicio Informativo del Vaticano

Share |

Audiencia general: Benedicto XVI invita a los fieles a que le acompañen con la oración el próximo fin de semana, en que viajará a Santiago de Compostela y a Barcelona

Miércoles, 3 nov (RV).- Después de dedicar su catequesis de la audiencia general de esta mañana, a santa Margarita de Oingt, el Santo Padre ha pedido que se le acompañe con la oración durante el próximo fin de semana, en que peregrinará a Santiago de Compostela –el sábado– para luego, ese mismo día por la tarde trasladarse a Barcelona, donde -el domingo- dedicará el Templo de la Sagrada Familia:

RealAudioMP3 Saludo a los grupos de lengua española, en particular a los peregrinos de Alcobendas, así como a los demás fieles provenientes de España, México y otros países latinoamericanos. Os invito a que me acompañéis con vuestra ferviente oración durante el próximo fin de semana, en el que realizaré una visita pastoral a Santiago de Compostela, uniéndome así a los peregrinos que llegan hasta los pies del Apóstol en este Año Santo. Iré también a Barcelona, donde tendré la alegría de dedicar el maravilloso templo de la Sagrada Familia, obra del genial arquitecto Antoni Gaudí. Voy como testigo de Cristo Resucitado, con el deseo de llevar a todos su Palabra, en la que pueden encontrar luz para vivir con dignidad y esperanza para construir un mundo mejor. Muchas gracias. Siguiendo el camino emprendido en las últimas audiencias, Benedicto XVI ha dedicado la catequesis de hoy a Margarita d’Oingt, nacida a mitad del siglo XIII en la región de Lyon. Una santa cuya espiritualidad ha dicho el Papa “nos introduce en la espiritualidad de los cartujos, la misma que san Bruno vivió y le propuso. Mujer muy cultivada, de gran equilibrio y de fino discernimiento, Margarita fue una notable priora que supo conjugar su vida espiritual con el servicio a sus hermanas y a la comunidad”. “Gran mística, consideraba las riquezas de este mundo como mísera pobreza, desprendiéndose de todo lo que tenía para dedicarse por completo al Señor”.

Con inteligencia y cordura, Margarita d’Oingt “concibió toda su vida como un camino de purificación hasta la plena configuración con Cristo”. Este es el Libro -decía- que debe ser escrito en el corazón y en la vida de cada uno de nosotros para fijar y profundizar en la presencia divina. Ardiente en sus deseos, la santa francesa fue realista frente a sus límites: “ella nos enseña que cada persona humana esta llamada a construir con Dios una maravillosa historia de amor”. “De la contemplación del amor de Cristo por nosotros, nace la fuerza y la alegría de responder también con el mismo amor, poniendo nuestras vidas al servicio de Dios y los demás.

RealAudioMP3 Queridos hermanos y hermanas: Con Margarita de Oingt, de la que hoy quisiera hablaros, nos acercamos a la espiritualidad de los Cartujos, inspirada en la síntesis evangélica propuesta por San Bruno. Margarita nació entorno al año mil doscientos cuarenta en el seno de una poderosa familia de la antigua nobleza de Lyon. No tenemos noticias de su infancia, pero de sus escritos se deduce que debió trascurrir en un clima sereno y afectuoso. Como respuesta a la llamada del Señor, entró en la Cartuja de Poleteins, de la que fue Priora hasta su muerte, en mil trecientos diez. Margarita concibió su vida como un camino de purificación hasta la plena configuración con Cristo, cuya Pasión salvadora hallaba escrita en su corazón como en un libro. Ella, con sus escritos, intentaba edificar a los demás y fijar más profundamente en su interior la gracia de la presencia de Dios. Descubrimos también algunos rasgos de su espiritualidad y de sus dotes de gobierno. Tuvo una vida rica de experiencias místicas, descritas con sencillez y en las que se puede intuir algo del inefable misterio de Dios.

Se�ale aqu� para compartir esta noticia con un amigo(a).


Regresar a Noticias