12-Mayo-2010 -- Servicio Informativo del Vaticano

Share |

Entrevista al Papa durante el vuelo rumbo a Lisboa

CIUDAD DEL VATICANO, 11 MAY 2010 (VIS).-Benedicto XVI respondió -como es tradicional- a las preguntas de los periodistas que esta mañana le acompañaban en el vuelo rumbo a Lisboa.

Al preguntarle sobre la secularización que experimenta en estos momentos Portugal, país que en el pasado era profundamente católico, el Santo Padre respondió que Portugal "ha llevado la fe a todos los lugares del mundo, una fe valiente, inteligente y creativa". Tras poner de relieve que "la dialéctica entre fe y secularización en Portugal tiene una larga historia", el Papa señaló que "en estos siglos de dialéctica entre iluminismo, secularismo y fe, no faltaron personas que querían crear puentes y crear un diálogo".

"Pienso -continuó- que precisamente la tarea y la misión de Europa en esta situación consiste en encontrar este diálogo, integrar fe y racionalidad moderna en una única visión antropológica, que da plenitud al ser humano y hace también comunicables las culturas humanas. Por eso, diría que la presencia de la secularización es algo normal, pero la separación, la contraposición entre secularismo y cultura de la fe es anómala y debe ser superada. El gran desafío de este momento consiste en que los dos se encuentren, y de este modo hallen su verdadera identidad. Esta es una misión de Europa y una necesidad humana de nuestra historia".

Respondiendo a otra pregunta sobre la actual crisis económica, que podría poner en peligro, según algunos, el futuro de la Unión Europea, Benedicto XVI subrayó que "la ética no es algo externo, sino interno a la racionalidad y al pragmatismo económico". El Papa confesó que "la fe católica, cristiana (...) descuidaba a menudo las cosas concretas, las cuestiones económicas del mundo, pensando sólo en la salvación individual".

"Toda la tradición de la doctrina social de la Iglesia trata de ampliar el aspecto ético y de la fe, más allá del individuo, hasta llegar a la responsabilidad por el mundo, a una racionalidad "conformada" por la ética. Por otra parte -concluyó-, los últimos acontecimientos en el mercado de estos últimos dos o tres años han demostrado que la dimensión ética es interna y debe penetrar en la acción económica; porque el ser humano es uno, y se trata de una antropología sana y solo así se resuelve el problema y Europa realiza su misión".

La tercera pregunta fue sobre el significado de las apariciones de Fátima y si el tercer secreto, además del atentado a Juan Pablo II, hacía referencia al sufrimiento de la Iglesia en nuestros días a causa de los abusos sexuales a menores.

"Además de la gran visión del sufrimiento del Papa, que en primera instancia podemos referir a Juan Pablo II, se indican realidades del futuro de la Iglesia que poco a poco se van mostrando", dijo Benedicto XVI. "Por eso es verdad que, además del momento indicado en la visión, se habla de la necesidad de una pasión de la Iglesia que, naturalmente se refleja en la persona del Papa, pero el Papa es Iglesia y por tanto lo que se anuncia son sufrimientos de la Iglesia

"En cuanto a las novedades que hoy podemos descubrir en este mensaje -prosiguió el Santo Padre-, encontramos que los ataques al Papa y a la Iglesia no sólo vienen del exterior, sino que los sufrimientos de la Iglesia proceden de dentro, del pecado que existe en la Iglesia. Esto se ha sabido siempre, pero hoy lo vemos de una forma aterradora: que la persecución más grande a la Iglesia no procede de enemigos externos, sino que nace del pecado en la Iglesia. Y por lo tanto, la Iglesia tiene una profunda necesidad de aprender la penitencia, de aceptar la purificación, de aprender el perdón, pero también la necesidad de justicia. El perdón no sustituye a la justicia".



Se�ale aqu� para compartir esta noticia con un amigo(a).


Regresar a Noticias