Preguntas Católicas
vocacion sacerdotal
Question from Maria Paz on 03-27-2014:

Hola muy buenas tardes, soy una laica de 30 an'os de edad tengo 3 hijos varones, les he promovido mi fe a mis hijos, y por ahora ellos dicen que quieren ser sacerdotes, el hijo mayor tiene 11 an'os estoy desesperada, el desde que inicio en la escuela su comportamiento es muy mal, el va a una escuela catolica, cada vez que se mete en problemas se siente muy mal lo he castigado de varias formas,estoy muy preocupada,si es algo mal que estoy haciendo, yo le he dicho a el que si sigue asi no va a llegar a ser sacerdote y se pone a llorar, algunas veces me rompe el Corazon cuando veo siceridad de el en cambiar pero dice que es el demonio que lo hace ser asi para no poder ser sacerdote mi ultima carta es mandarlo a mi pais lejos de nosotros por un tiempo talvez asi recapacite,ya que aqui no hay internados catolicos, por favor nose que hacer, oro constantemente por mis hijos pero nose que mas hacer para ayudarlo, lo he llevado a sicologos, y nada no ha ayudado, el tiene ADHD no he querido ponerlo en estimulantes sn drogas no quiero drogarlo,nose que hacer, necesito un consejo gracias bendiciones

Answer by Fr. Luis Rodriguez on 04-03-2014:

Si el muchacho tiene mucha energía debes buscarle actividades extracurriculares, fuera de la escuela, algun deporte, donde se pueda manifestar en su fisicalidad, y a la vez hacerle ver que la oración le ayudará a ser mejor. No todos los hijos son iguales. Tienen dones y personalidades diferentes. Pero el mensaje de Dios es el mismo pero cada uno llega de diferentes modos. Me precoupa que tiene algo de verdad eso que hacen los médicos es meterle medicamentos. Si es muy creativo, enérgico, debes intentar algun equipo de deportes, la lucha libre, el valon pies (soccer), o futbol. Me doy cuenta que no mencionaste su padre, eres soltera. Necesitará el ejemplo de un hombre bueno y recto que le ayude y aconseje. Pero intenta hacerle ver los beneficios de la oración y la meditación. Dile que le hable a Dios. El es que lo puede todo. Si no le habla a Dios de sus sueños o anehlos entonces no los alcanzará efectivamente. Cuidado en hacerle pensar que es un niño malo. Todos somos pecadores. Debes hacerle ver que es un hijo favorecido de Dios y que Dios quiere que le hable de todas sus inquietudes, como hablan dos amigos. Ten paciencia y confianza.

COPYRIGHT 2002

www.ewtn.com