Sagrarios.
Pregunta hecha por Blanca el día 2/1/2013:

Le doy gracias a Dios y a usted por su generosidad y disponibilidad para responder nuestras dudas.Hace unos dos años le escribí porque estaba estudiando un diplomado en teología católica y la enseñanza era herética pues algunos de los maestros y sacerdotes no creían en los dogmas ni en las verdaderas enseñanzas de la iglesia. Le comenté a usted mis dudas y usted me aconsejó que me saliera de allí, pero opté por quedarme porque muchos de los estudiantes estaban confundidos, unos se salieron y otros, para no parecer ingenuos trataban de asimilar y aceptar estas novedades, por lo que decidí quedarme para defender la verdad de nuestra religión basándome en el catecismo y en los documentos de la iglesia, y así logré convencerlos de los errores que nos enseñaban. En una ocasión, aún cuando todos los estudiantes son laicos comprometidos que trabajan en sus parroguias y han tomado toda clase de estudios bíblicos y están al día en cuanto a documentos, se rieron de mi ignorancia porque fuí la única que creía en la virginidad de María en el parto y después del parto, porque dijeron que la virginidad en el parto no puede ser, era imposible. Les respondí que porqué entonces sí creían que Jesús fué concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, pues eso parecía también increíble. Les dije que Jesús es Luz, es Dios y para Dios no hay nada imposible y que de la misma manera en que fué concebido, de la misma manera nació. Les leí lo que dicen el catecismo y los Papas sobre ese y otros dogmas, y que los dogmas no se pueden cambiar, ni debemos creer en los teólogos protestantes que no se basan en la verdad. Gracias a Dios los convencí. Y al poco tiempo la persona encargada de tales cursos renunció y se suspendieron definitivamente los Diplomados en Teología. Ahora lo que me preocupa y me duele muchísimo es que en mi parroquia, que es un templo antiguo, nuestro párroco ha decidido quitar el Sagrario, que está en el altar central para sacarlo del templo y colocarlo en un salón contiguo donde se colocarán también las urnas donde se guardan las cenizas de las personas que han muerto. Sin embargo, la Exhortación apostólica postsinodal Sacramentum Caritatis del Papa Benedicto XVI, en el número 69 dice textualmente que si el Sagrario está en el altar mayor conviene seguir usando dicha estructura para la conservación y adoración de la Eucaristía, pero que la última palabra le corresponde al Obispo diocesano. Frank: los laicos nos quedamos en nuestras parroquias, a los sacerdotes los cambian, y éste es una de los pocos templos en los que Jesús está allí, en el centro, y es lo primero que se ve, ¿porqué ese interés en quitar todos los sagrarios y colocarlos aparte? El pretexto que ponen es que las personas no respetan al Santísimo y por eso quitan al Santísimo y lo arrinconan donde nadie lo vea ¿no sería mas correcto educar a la gente? Mucha gente no está de acuerdo con estos cambios, pero nadie se atreve a hablar, a oponerse porque se expone al ridículo. Esto me parece igual que mis estudios de teología: hoy todo está al revés. Uno de mis excompañeros de teología me llamó sectarista y desobediente, además de ignorante, porque he pedido que no nos quiten el Sagrario de su lugar en el altar central. Mi pregunta, Frank, es ésta: ¿tenemos los laicos el derecho de ir a ver al Obispo para pedirle, para suplicarle que no nos quiten al Santísimo de Su lugar, de acuerdo con lo que señala el Papa en su exhortación apostólica, y lograr que nos escuche y nos conceda que el Sagrario permanezca en el lugar donde se encuentra actualmente? Es que se me parte el corazón solo de pensar que Jesús ya no estará allí, en el lugar que por derecho le corresponde. ¿Soy de verdad sectarista, desobediente e ignorante, como me dijeron, porque no acepto estos cambios que siento que están alejados del espíritu que inspiró los documentos del Concilio Vaticano II, cambios que considero tan fuera de lógica? Gracias anticipada por su respuesta y que Dios lo siga bendiciendo y dándole esa disponibilidad y benevolencia para con nosotros en su apostolado. Blanca.

Respuesta por Frank Morera el día 2/1/2013:

Hola Blanca.Creo que tu estas claras en que lo que haces es lo que manda la Iglesia, eso que me cuentas del Sagrario es uno de los disparates mas grandes que he oido.

Esto dice la Redemptoris Sacramentum:

6. QUEJAS POR ABUSOS EN MATERIA LITÚRGICA

[183.] De forma muy especial, todos procuren, según sus medios, que el santísimo sacramento de la Eucaristía sea defendido de toda irreverencia y deformación, y todos los abusos sean completamente corregidos. Esto, por lo tanto, es una tarea gravísima para todos y cada uno, y, excluida toda acepción de personas, todos están obligados a cumplir esta labor.

[184.] Cualquier católico, sea sacerdote, sea diácono, sea fiel laico, tiene derecho a exponer una queja por un abuso litúrgico, ante el Obispo diocesano o el Ordinario competente que se le equipara en derecho, o ante la Sede Apostólica, en virtud del primado del Romano Pontífice.[290] Conviene, sin embargo, que, en cuanto sea posible, la reclamación o queja sea expuesta primero al Obispo diocesano. Pero esto se haga siempre con veracidad y caridad.

Tenemos que orar por nuestros Sacerdotes y nuestros Seminarios, algo extraño esta sucediendo...Bendiciones+

COPYRIGHT 2014

Señale aquí para enviarle esta respuesta a un amigo




Regresar a la lista de preguntas.