La Santa Misa
Pregunta hecha por Dulce María el día 2/21/2013:

Respetable Padre Luis: Le saludo nuevamente. Dios lo bendiga. Tengo dos preguntas acerca de la celebración de la Santa Misa: 1) ¿El sacerdote puede acortar la lectura de la Palabra de Dios, si lo considera necesario? (En dos ocasiones, dentro de la ceremonia, el celebrante acortó el pasaje bíblico de la Primera Carta del Apóstol San Pablo a los Corintios, pero no sé si lo hizo porque sólo tomó lo que consideró más importante en esos momentos. No eran misas dominicales, sino sabatinas). 2) ¿Se pueden cambiar las palabras después de rezar o cantar el Cordero de Dios? Por ejemplo: Quien fuera mi director espiritual (que en paz descanse) solía decir: "Este es Jesús, el Hijo de Dios e Hijo de María, el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Dichosos los invitados a la Cena del Señor". Y algunos otros sacerdotes dicen palabras diferentes a la fórmula original... ¿puede hacerse eso? Claro que la respuesta que damos los fieles antes de comulgar no varía ("Señor, yo no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme"). Gracias por su respuesta.

Respuesta por Fr. Luis Rodriguez el día 3/6/2013:

1. En el leccionario existen momentos que las lecturas pueden ser cortadas, pero el libro así nos lo indica: Versión larga y versión corta. 2. Los sacerdotes cometen muchas imprudencias por querer ser más piadosos y lo que nos falta sobre todo es ser obedientes al texto que nos impone la Iglesia. El texto de la Misa es exacto en ciertos momentos, y la presentación de la hostia consagrada es uno de esos momentos que exige exactitud - que se diga simplemente: "Este el cordero de Dios que quita el pecado del mundo, dichosos son los invitados a la cena del Señor." Decir más es desobedecer el texto de la Iglesia, un abuso, una imprudencia.

COPYRIGHT 2014

Señale aquí para enviarle esta respuesta a un amigo




Regresar a la lista de preguntas.