Aclaración de conceptos
Pregunta hecha por hermano el día 11/12/2012:

Padre,

Me veo frente a la interrogante de aclarar realmente cómo define la Iglesia los conceptos de Adorar y Venerar. Me da la idea que adorar es postrarse como siervo frente a Dios y venerar como sentor gran respeto a la Virgen María. En mi caso no hago ni lo uno ni lo otro. Frente a Dios y la virgen, mi amor es tan grande que me presento como hijo. Por lo tanto no adoro (palabra muy cercana a dorado es decir oro) ni venero, que me figura ponerse en una relación distante. Amor, amor y amor. Por amor me prensento como hijo confiado y necesitado. Agradeceré no publicar mi pregunta sino solo su respuesta en el caso de ser interesante.

Respuesta por Frank Morera el día 11/12/2012:

Hola hermano. Sinceramente no veo la necesidad de editar esta pregunta pues no haces nada indebido. La Enciclopedia Católica describe la Adoracion magistralmente como:

“En el más estricto sentido, es un acto de religión ofrecido a Dios en reconocimiento de su suprema perfección y dominio, y de la dependencia que de El tienen las creaturas; en un sentido menos estricto, la reverencia mostrada a cualquier persona u objeto que posee inherentemente o por asociación un carácter sagrado o un alto grado de excelencia moral. La creatura racional, levantando la vista hacia Dios, a quien la razón y la revelación muestran ser infinitamente perfecto, no puede, en derecho y justicia mantener una actitud de indiferencia.. Esta adoración requerida por Dios, y dada exclusivamente a El como Dios, es designada por los griegos como latreia (latinizada, latria), siendo la palabra Adoración la mejor traducción que nuestra lengua permite. Adoración difiere de otros actos de culto, tales como la súplica, confesión de los pecados, etc., en que su formalidad consiste en un auto humillación ante el Infinito y en devoto reconocimiento de su trascendente excelencia. En el Apocalipsis V, 11,12 se da un excelente ejemplo de adoración: "Vi y oí la voz de muchos ángeles en derredor del trono, y de los vivientes y de los ancianos; y era su número de miríadas de miríadas y de millares de millares, que decían a grandes voces: Digno es el Cordero, que ha sido degollado, de recibir el poder, la riqueza, la sabiduría, la fortaleza, el honor, la gloria y la bendición. Y los cuatro vivientes respondieron: Amén. Y los ancianos cayeron de hinojos y adoraron." El precepto revelado de adorar a Dios fue pronunciado a Moisés en el Sinaí y reafirmado en las palabras de Cristo: "Al Señor tu Dios adorarás, y a El solo darás culto" (Mat, IV, 10).

El elemento primario y fundamental en la adoración es un acto interior de la mente y la voluntad; la mente percibiendo que la perfección de Dios es infinita, la voluntad ordenándonos resaltar y dar culto a esta perfección. Sin alguna medida de esta adoración interior "en espíritu y en verdad" es evidente que cualquier muestra externa de culto divino sería mera pantomima y falsedad. Pero igualmente evidente es que la adoración sentida dentro buscará expresión hacia fuera. La naturaleza humana demanda expresión de algún tipo para sus estados de ánimo espirituales y emocionales; y a este instinto por la auto expresión se debe todo nuestro aparato de habla y expresión corporal. Suprimir este instinto en la religión sería tan falto de razón como reprimirlo en cualquier otra provincia de nuestra experiencia. Más aún, haría atroz daño religioso reprimir su tendencia a manifestaciones externas, ya que la expresión externa reacciona sobre el sentimiento interior acelerándola, reforzándola y manteniéndola. Como enseña Santo Tomás: "es connatural para nosotros pasar de los signos físicos a la base espiritual en que se apoyan”

Como dice la Enciclopedia Católica la ADORACIÓN conlleva dos actos, uno interno y otro externo, sin el acto interno de “percibir la perfección de Dios y someternos a ella en asombro” el acto externo (las posturas, el culto) es vano.

Nuestros hermanos protestantes en una forma bastante banal solo catalogan como adoración los actos externos, privando al creyente de la raíz santa de la verdadera Adoración y condenado como adoración falsa lo que es simplemente respeto..

Un web protestante que acabo de consultar dice de la Adoración esto:

“Acto mediante el cual se expresa reverencia, respeto, honor, amor y obediencia a Dios. En el Antiguo Testamente se utiliza la palabra SHACHAH para indicar esa actitud, con la connotación de “postrarse”, “arrodillarse”, “inclinarse”. En el Nuevo Testamento el término es PROSKUSNEO, que es reverenciar a una persona. Usualmente el adorante baja “la cabeza hacia el suelo”

Como ven estos hermanos se están fijando y juzgando la actitud externa, esto crea una generación de creyentes superfluos y vanos, cayendo en la misma “religiosidad” que tanto critican.

Que es Adoración? La Palabra hebrea para Adoración es shajah y la palabra para “Honrar” es “hadar”, sin embargo siendo distintas y significando cosas distintas tienen la misma raíz, solo que Shajah significa “reconocimiento de autoridad y sumisión total en quien reconocemos esto” ..mientras que “Hadar” es un comportamiento de reconocimiento sin la sumisión total en el sentido espiritual así que podemos estar honrando sin estar adorando…que hace la diferencia?? Lo que tú tienes en el interior! PARA QUE EXISTA ADORACIÓN TIENES QUE SOMETERTE A QUIEN TE RINDES SI NO TE SOMETES TOTALMENTE NO HAY ADORACIÓN HAY HONRA.

La raíz griega de la palabra verdad es “ALETHEIA”, y esta es la palabra que uso Jesús cuando dijo: “Y conoceréis la verdad y los hará libres”. Esta es la primera característica que Jesús menciono, ser cristiano es conocer la Verdad y ser libres en ella.

El precepto revelado de adorar a Dios fue pronunciado a Moisés en el Sinaí y reafirmado en las palabras de Cristo: "Al Señor tu Dios adorarás, y a El solo darás culto" (Mat, IV, 10). Pero esta adoración de Israel estuvo asociada a una Liturgia visible, “prefigura de cosas celestes” (según San Pablo en Hebreos 9), la Adoración de Israel era solamente figura, nosotros tenemos la realidad. Nuestra Liturgia de Adoración tiene su origen y desciende del cielo, es una realidad celestial que la Iglesia refleja en la Solemnidad del Culto y que es revelada en el Evangelio celestial que es el Apocalipsis.En el Apocalipsis V, 11,12 se da un excelente ejemplo de adoración:

"Vi y oí la voz de muchos ángeles en derredor del trono, y de los vivientes y de los ancianos; y era su número de miríadas de miríadas y de millares de millares, que decían a grandes voces: Digno es el Cordero, que ha sido degollado, de recibir el poder, la riqueza, la sabiduría, la fortaleza, el honor, la gloria y la bendición. Y los cuatro vivientes respondieron: Amén. Y los ancianos cayeron de hinojos y adoraron."

El mismo Apóstol San Pedro nos habla en su Epístola de la verdadera Adoración Mesiánica en I San Pedro 2,5:

"también vosotros, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual para un sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo" (1 Pedro

En el Mesías somos acreedores por el Espíritu Santo de ofrecer SACRIFICIOS espirituales especiales exclusivamente aceptables ante Dios. Nadie más tiene la capacidad de presentar tal ofrenda de adoración y alabanza, solo Cristo. Hermano quiero dejar esto claro, sin SACRIFICIO NO HAY VERDADERA ADORACIÓN. Verdaderamente sufro cuando veo en TV los cultos Protestantes donde creen dar al Creyente una adoración que no es mas que enseñanza, una alabanza que no es mas que música buena, o regularmente buena..como se engaña al creyente de tal manera,? eso no es adoración es un mero culto humano donde solo se entretiene al creyente haciéndolo a el centro de un culto banal y vació.

La Congregación es importante, la Adoración Mesiánica no la puede alcanzar separadamente un individuo o agrupación general de seres humanos. Estos son algunos pasos de la Adoración nueva:

1) Convocatoria de verdaderos creyentes llenos del Espíritu, invitados a formar parte de un cuerpo local sometido en autoridad.

2) La humillación de estos creyentes integrantes del cuerpo reconociendo que como simple seres humanos no son dignos y no poseen capacidad para adorar. Al alabar al Mesías el cuerpo de creyentes es llenado de El, de la presencia del Mesías, Por medio de la Gracia

3) Manifestación sacrificial del Mesías por medio del Espíritu, la verdadera alabanza y la verdadera adoración se da en “Espíritu y en Verdad” por la unción del Espíritu Santo y la realidad del Sacrificio único de Cristo que nos une a las realidades espirituales, el altar unido al Trono de Dios por medio de la UNICA Mediación de Jesús Sacerdote, esta es la verdadera adoración, la única adoración que Dios acepta..no la que damos nosotros pecadores, La que le da su Hijo Perfecto que nosotros le ofrecemos.

En la adoración de Israel se unían la Intercesión del Sumo Sacerdote, el Nombre Santo de Dios y el Cordero Sacrificado (prefigura de lo que habría de venir) En la Adoración Mesiánica los nombres del Santo de Israel y del Cordero son claramente glorificados en el ÚNICO SACERDOTE JESÚS, sin estos elementos no hay verdadera adoración

El significado de la adoración

El Antiguo Testamento nos presenta varios modelos de adoración. Uno de los más claros se encuentra en Isaías 6:1-8, donde el profeta relata la visión de una escena de adoración celestial. Este pasaje nos presenta un programa, inclusive una orden de adoración. El capítulo comienza con la visión de Dios en su trono celestial y en su entorno reinan la belleza, el poder, la majestad y la reverencia. Aquí se nos enseña el por qué de nuestra adoración: es la respuesta a la presencia divina y a su llamado a adorar.

Los salmos --los textos de alabanza y adoración tradicionales de Israel-- nos muestran el cómo de la adoración: con gozo y reverencia. Esta idea se repite una y otra vez con frases tales como "Venid, aclamemos alegremente al Señor .... Venid, adoremos y postrémonos" (Salmo 95:1, 6). No es fácil encontrar el equilibrio entre el gozo y la reverencia en la adoración. Nuestras Eucaristías a menudo enfatizamos uno en detrimento del otro. Se nos hace difícil hallar la forma de combinar los dos. Nos cuesta ser reverentes y al mismo tiempo alegres. Pero eso es lo que Dios nos pide cuando le adoramos. Hemos confundido solemnidad con tristeza y gozo con bulla.

La Biblia también presenta la adoración como una actividad integral. Los adoradores deben acercarse a Dios con su ser entero es por eso que la Liturgia cuenta con gestos, posturas, incienso que se huele, campanas que nos llaman. La adoración bíblica requiere del espíritu, la mente y los sentidos. Según Isaías 6, la adoración incluye la vista, el oído, el olfato y el tacto. Este mismo es el concepto de las Iglesias Católicas Orientales, los latinos no habremos reducido la Liturgia a un simple acto cultual de donde hemos separado el Espíritu ???

La adoración también es un acto Comunitario dado a Dios como un grupo de creyentes. Esto implica una dimensión vertical y otra horizontal tal como la Cruz que nos une al cielo . En la adoración, a menudo interactuamos con las personas de manera limitada; sin embargo, la verdadera adoración debe acercarnos no sólo a Dios sino también a los otros creyentes. Es un falso concepto de adoración el de una multitud junta pero aislada en una oración personal (a veces a Gritos pero personal) el creyente le grita al techo su alabanza y sus peticiones, eso no es lo que nos muestra el Apocalipsis donde se muestra a la Congregación Celestial adorando al unísono y coralmente al Cordero y al que esta sentado en el Trono. Debido a que nuestras iglesias son cada vez más grandes y multiculturales esto representa un desafío, pues cada grupo desea expresar la adoración a su manera y en ningún modo podemos perder nuestra catolicidad por individualidad.

Cuando nos reunimos a adorar, necesitamos saber a quién estamos rindiendo culto. La adoración no es para nosotros mismos. La adoración es para Dios y a Dios. Es una actividad centrada en la divinidad, totalmente enfocada en él (ver Salmo 9:1, 2). No venimos principalmente a adorar para recibir bendiciones, para aprender algo, o para estar en comunión fraterna: el propósito principal de la adoración es venir a Dios, darle gloria y hablar de sus proezas. Este es uno de los errores mas grandes del Protestantismo el haber reducido sus cultos a una especie de “seguro social divino” a donde asistimos a ver “que nos cae”.Eso TAMPOCO es adoración. La adoración es, por lo tanto, una experiencia en comunidad: Dios inicia un llamado a la adoración y los adoradores le responden. Para que haya adoración, la actividad debe ser un interactuar para ambas partes. En el l Salmo 19 lo expresa con claridad: "Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti" (vers.14). Sin embargo, en nuestra adoración, ¡cuantas veces vemos que aun los católicos nos esforzamos por agradar a la congregación y así vemos que el coro no canta para el Señor ni sus alabanzas, sino para animar la Congregación..estamos perdiendo la Adoración apostólica hermanos!

El significado en la adoración está dado por símbolos, tales como la Liturgia Eucarística, la Liturgia Sacramental la Proclamación de la Palabra, la oración, la música, la arquitectura, etc. Todos son "signos" que ayudan a dar significado a la adoración y deberían contribuir a que la misma sea relevante.

Las formas de adorar

El gozo del Adorador no viene de la música, ni de los Milagros, ni del animador. El relato de Nehemías de la dedicación del muro de Jerusalén luego del exilio de Israel dice que "se regocijaron, porque Dios los había recreado con grande contentamiento" (Nehemías 12:43). Podemos decir que el gozo experimentado en la adoración proviene de Dios y es el resultado de un encuentro con él, por lo que ha hecho por nosotros. Esta búsqueda del gozo de lo alto es de suma importancia, ya que dará forma a nuestras expresiones de adoración: el comportamiento, la música, y la forma de hacer música. El Santo Padre ha insistido en la música, esta debe ser adecuada y escrita para una Liturgia celestial no para agradar a los fieles, es por eso que muchas gentes sobre todos miembros de grupos pentecostales confunden emoción con Fe y fuego del Espíritu con gozo emocional…tenemos que darnos cuenta que no es lo que YO siento, es lo que es realidad y que yo adoro.

Querido hermano que lees esta simple reflexión. Quiero que entiendas algo, la adoración no es lo que tu pones de tus esfuerzos emocionales. Que puede el hombre ofrecerle a Dios que no sea de El??? Que puede el hombre ofrecerle a Dios que lo agrade? Se que teóricamente decimos que “nuestro pecado” pero nuestro pecado es un recuerdo de que le hemos fallado y no hemos vivido a la altura de su voluntad!!!!!! Por mucho que yo alabe a Gritos eso no añade una onza de gloria a Dios, por mucho que yo ofrezca mi vida siempre será una vida marcada por la concupiscencia y el pecado ….entonces que puede agrada a Dios?

Se puede doblar la rodilla en señal de respeto y no ser idolatría , como ” Josué 5:13-15

“ Estando Josué cerca de Jericó, alzó sus ojos y vio un varón que estaba delante de él, el cual tenía una espada desenvainada en su mano. Y Josué, yendo hacia él, le dijo: ¿Eres de los nuestros, o de nuestros enemigos? El respondió: No; mas como Príncipe del ejército de Jehová he venido ahora. Entonces Josué, postrándose sobre su rostro en tierra, le adoró; y le dijo: ¿Qué dice mi Señor a su siervo? Y el Príncipe del ejército de Jehová respondió a Josué: Quita el calzado de tus pies, porque el lugar donde estás es santo”

Esto es venerar,

COPYRIGHT 2014

Señale aquí para enviarle esta respuesta a un amigo




Regresar a la lista de preguntas.