Uso del agua bendita
Pregunta hecha por Dulce María el día 4/12/2013:

Estimado Padre Luis: Nuevamente lo saludo, deseándole feliz Pascua de Resurrección. En la celebración de la Vigilia Pascual, el sacerdote bendijo agua, y nos dijo que podíamos beberla, o bien, rociarla en nuestras casas para bendecirlas; sin embargo, mi ex director espiritual (que en paz descanse) no era partidario de que los laicos rociáramos con agua bendita nuestras casas u otros lugares para bendecirlos, dado que los laicos no somos sacerdotes ministeriales, y solamente los sacerdotes ministeriales pueden hacer esto. Entiendo que sí podemos beber el agua bendita (siempre y cuando sea agua apta para consumo humano), pero ¿qué opina usted con respecto a lo segundo? Gracias por su respuesta. Oraré por usted y nuestros sacerdotes.

Respuesta por Fr. Luis Rodriguez el día 4/13/2013:

Es opinion, pues ambos argumentos, a favor y en contra, tienen sus méritos. Debemos evitar la superstición. El caso es que existe la colección de las bendiciones que SI los laicos pueden dar, tanto a sus familias y en sus hogares. No son bendiciones de sacerdote sino de laicos, por ejemplo, de padres a sus hijos. Sí, pueden regar agua bendita en sus hogares, porque no es una bendición como la que de el sacerdote, sino una acción piadosa para señalar protección en contra lo maligno y el deseo que existe que lo bueno permanezca en el hogar. Eso de beber el agua bendita parece ser más superstición. El agua bendita es para uso externo.

COPYRIGHT 2014

Señale aquí para enviarle esta respuesta a un amigo




Regresar a la lista de preguntas.