Soy una Terrible pecadora
Pregunta hecha por Cecilia Castro el día 4/10/2014:

Hola, DIOS TE BENDIGA! Siempre e escuchado que DIOS llama a los pecadores; y reconozco que yo soy una de esas, realmente hace 4 meses sentí una gran emoción al recibir la Santa Eucaristía, fue tanta que cuando iba a pasar mi corazón comenzó a latir cada vez más fuerte, cuando recibí la Sagrada Eucaristía sentí gran gozo, que cuando me arrodille estaba llorando sin ninguna explicación, simplemente no podía parar de llorar; ya pasado un tiempo, pues como toda persona se cometen errores, estoy en formación anhelo ser Catequista, pertenecer a algo de la Iglesia, que pueda ayudar a personas con problemas, pero el gran dilema de todo es que yo si soy una terrible pecadora, muy terrible diría yo,prometí que no haría algo y lo hice con todo el consentimiento que lo que estaba haciendo estaba mal, no tengo cara para ir para donde mi Catequista y decirle, lo siento olvídalo y ya seguimos adelante,la cosa no es tan fácil, porque en verdad me siento mal por dentro, aunque ya me confesé siento vergüenza, siento miedo, muchas cosas, que por lo que hice como quien dice tire por la borda todo lo que había luchado... contándole un poco no hace poco en el cursillo prematrimonial, se estaba cantando e invocando al Espíritu Santo y sentí la cosa más hermosa que pude haber sentido jamás en mi vida, es algo que no se puede explicar con palabras, algo que es tan fuerte y hermoso... Yo no quiero dejar de sentir lo que e sentido aunque hoy en día me siento triste por todo lo que me a pasado y más porque no puedo sentir a DIOS en mi vida, en mi corazón en la Santa Eucaristía tal como un día lo sentí, la verdad no se que hacer, de ante mano un abrazo fuerte y que mi DIOS lo Bendiga

Respuesta por Fr. Luis Rodriguez el día 4/18/2014:

Los SENTIMIENTOS nos traicionan. No de te dejes guiar por ellos. Debes saber ya que la fe empieza por escuchar la proclamación del Evangelio y el que desea ser Cristiano verdadero deberá aceptar a Jesucristo como su Señor y fomentar esa nueva amistad y tenerla por primera relación antes que todo lo demás. No seas tan dramática. Todos somos pecadores, pero no te dejes regir por eso. Mejor te confiesas, te sacudes, te levantas y te sometes a Cristo. Andemos. No dejes que los recuerdos de pecados ya confesados y perdonados sean la carga que no te deje caminar. Debes pensar mejor del perdón que Cristo de veras te ofrece. ¿O no crees en su perdón? Eso fue lo que llevó a Judas a que se ahorcara. Si Judas se lo hubiera pedido, el Señor le perdonaría su traición. Deja de ser tan dramaturga.

COPYRIGHT 2014

Señale aquí para enviarle esta respuesta a un amigo




Regresar a la lista de preguntas.