Eclesiástico  6: 5 - 17
5 La boca amable multiplica sus amigos, la lengua que habla bien multiplica las afabilidades.
6 Sean muchos los que estén en paz contigo, mas para consejero, uno entre mil.
7 Si te echas un amigo, échatelo probado, y no tengas prisa en confiarte a él.
8 Porque hay amigo que lo es de ocasión, y no persevera en el día de tu angustia.
9 Hay amigo que se vuelve enemigo, y descubrirá la disputa que te ocasiona oprobio.
10 Hay amigo que comparte tu mesa, y no persevera en el día de tu angustia.
11 Cuando te vaya bien, será como otro tú, y con tus servidores hablará francamente;
12 mas si estás humillado, estará contra ti, y se hurtará de tu presencia.
13 De tus enemigos apártate, y de tus amigos no te fíes.
14 El amigo fiel es seguro refugio, el que le encuentra, ha encontrado un tesoro.
15 El amigo fiel no tiene precio, no hay peso que mida su valor.
16 El amigo fiel es remedio de vida, los que temen al Señor le encontrarán.
17 El que teme al Señor endereza su amistad, pues como él es, será su compañero.

EWTN