Eclesiástico  35: 12 - 14, 16 - 18
12 Porque el Señor es juez, y no cuenta para él la gloria de nadie.
13 No hace acepción de personas contra el pobre, y la plegaria del agraviado escucha.
14 No desdeña la súplica del huérfano, ni a la viuda, cuando derrama su lamento.
16 Quien sirve de buena gana, es aceptado, su plegaria sube hasta las nubes.
17 La oración del humilde las nubes atraviesa, hasta que no llega a su término no se consuela él.
18 Y no desiste hasta que vuelve los ojos el Altísimo, hace justicia a los justos y ejecuta el juicio.

EWTN