Salmo  81: 6 - 11, 14, 17
6 un dictamen que él impuso en José, cuando salió contra el país de Egipto. Una lengua desconocida se oye:
7 «Yo liberé sus hombros de la carga, sus manos la espuerta abandonaron;
8 en la aflicción gritaste y te salvé. «Te respondí en el secreto del trueno, te probé junto a las aguas de Meribá.
9 Escucha, pueblo mío, yo te conjuro, ¡ah Israel, si quisieras escucharme!
10 «No haya en ti dios extranjero, no te postres ante dios extraño;
11 yo, Yahveh, soy tu Dios, que te hice subir del país de Egipto; abre toda tu boca, y yo la llenaré.
14 «¡Ah!, si mi pueblo me escuchara, si Israel mis caminos siguiera,
17 y a él lo sustentaría con la flor del trigo, lo saciaría con la miel de la peña.»

EWTN