Salmo  81: 12 - 17
12 «Pero mi pueblo no escuchó mi voz, Israel no me quiso obedecer;
13 yo les abandoné a la dureza de su corazón, para que caminaran según sus designios.
14 «¡Ah!, si mi pueblo me escuchara, si Israel mis caminos siguiera,
15 al punto yo abatiría a sus enemigos, contra sus adversarios mi mano volvería.
16 «Los que odian a Yahveh le adularían, y su tiempo estaría para siempre fijado;
17 y a él lo sustentaría con la flor del trigo, lo saciaría con la miel de la peña.»

EWTN