Salmo  81: 10 - 15
10 «No haya en ti dios extranjero, no te postres ante dios extraño;
11 yo, Yahveh, soy tu Dios, que te hice subir del país de Egipto; abre toda tu boca, y yo la llenaré.
12 «Pero mi pueblo no escuchó mi voz, Israel no me quiso obedecer;
13 yo les abandoné a la dureza de su corazón, para que caminaran según sus designios.
14 «¡Ah!, si mi pueblo me escuchara, si Israel mis caminos siguiera,
15 al punto yo abatiría a sus enemigos, contra sus adversarios mi mano volvería.

EWTN