Salmo  132: 11, 13 - 14, 17 - 18
11 Juró Yahveh a David, verdad que no retractará: «El fruto de tu seno asentaré en tu trono.
13 Porque Yahveh ha escogido a Sión, la ha querido como sede para sí:
14 «Aquí está mi reposo para siempre, en él me sentaré, pues lo he querido.
17 «Allí suscitaré a David un fuerte vástago, aprestaré una lámpara a mi ungido;
18 de vergüenza cubriré a sus enemigos, y sobre él brillará su diadema».

EWTN