Salmo  119: 66, 71, 75, 91, 125, 130
66 Cordura y sabiduría enséñame, pues tengo fe en tus mandamientos.
71 Un bien para mí ser humillado, para que aprenda tus preceptos.
75 Yo sé, Yahveh, que son justos tus juicios, que con lealtad me humillas tú.
91 Por tus juicios subsiste todo hasta este día, pues toda cosa es sierva tuya.
125 Yo soy tu servidor, hazme entender, y aprenderé tus dictámenes.
130 Al abrirse, tus palabras iluminan dando inteligencia a los sencillos.

EWTN