Domingo
Pregunta hecha por Fernando el día 12/23/2018:

Es pecado lavar ropa los domingos?

Respuesta por Fr. Luis Rodriguez el día 12/24/2018:

Muchas personas que viven bajo la cultura moderna, en donde sus jefes les obligan trabajar larguísimas horas duras, si no lo hacen los jefes no les pagan su sueldo, están sin otros remedios de tiempo y lavan los domingos, compran los domingos, hacen lo que deben porque no tienen otras opciones. En este momento nos urge que hagamos una oración para que nos llenemos de compasión y misericordia por los que rompen sus espaldas por migajas de suledos. La Ley de Dios se realiza junto a la compasión y misericordia por estos hermanos que viven bajo culturas de materialismo. Lo que el Mandamiento Divino (Ex 20:8ss) nos urge hacer es tener a Dios Primero y Presente en su Día; Ir al templo/la iglesia/la capilla y reunirnos con los hermanos y en imitación a nuestros ancestros cristianos (1 Cor 11:24-26; Meditar sobre su Santa Palabra, Cantar, Hacer las Oraciones y Darle el culto solemne Eucarístico de Su Cena Pascual. Eso lo hacemos porque el otro y nuevo Mandamiento por boca de Jesús mismo es (Lucas 22:19-20; 1 Corintios 11:23-26) HACED ESTO EN MEMORIA MIA. Ellos lo hacían y nosotros también ya por 2,000 años. La Santa Misa nos une por una, dos, tres horas - según la cultura y el país (en los países de Africa la Santas Misas suelen ser de hasta tres horas) y lo hacemos porque es nuestra mejor oración y lo hacemos solemnemente sin apuros. Dios se lo merece y es lo que nos pide. Por lo tanto, PRIMERAMENTE CUMPLAMOS CON DIOS Y LOS HERMANOS DE LA IGLESIA y DE LA FAMILIA. Y pon a lavar las ropas porque no te queda otro remedio y Dios ve tu corazón y dile que so lo ofreces como otro sacrificio - como otro acto de amor - y porque NO ES nada malo lo que haces - Dios te lo aceptará. No estamos cambiando Mandamientos pero el Amor vence sobre la Ley Romanos 13:8-10, porque el amor CUMPLE y SOBREPASA el más allá de la Ley. Si lavas las ropas por amor a Dios y a tu familia y porque no tienes otro remedio entonces... nadie te puede condenar. Y cuidado mi hermana, son muchísimas las lenguas que no faltan para condenar el que ve solo por afuera. Pero es Dios el que ve en el interior del corazón.



COPYRIGHT 2019

Señale aquí para enviarle esta respuesta a un amigo




Regresar a la lista de preguntas.