Temas en  General


 MEDJUGORJE

(Esta respuesta no tiene la intención de ser una historia exhaustiva, ni un intento para arreglar alegatos o preguntas pendientes y mucho menos para juzgar la autenticidad de las apariciones.)

Historia. En Junio 24 de 1981 seis niños en la ciudad de Medjugorje, Yugoslavia ( hoy Bosnia- Herzegovina ), comenzaron a experimentar un fenómeno, que ellos alegaban ser apariciones de la Santísima Virgen María. Esta aparición tenía un mensaje de paz para el mundo, así como un llamado a la conversión, a la oración y al ayuno. Esta aparición también confió a los niños mensajes secretos sobre eventos que ocurrirían en el futuro. Estos " secretos " confiados individualmente a diferentes visionarios, no han sido revelados al público. Las apariciones han continuado ocurriendo diariamente desde 1981, con algunos de los ahora jóvenes adultos continuando experimentándolas regularmente (aquellos que todavía no han recibido todos los secretos que les corresponden) y otros no. Originalmente ocurrieron en la cima de un cerro cerca del pueblo donde hay una gran Cruz que nos recuerda, que la Redención existe. Desde entonces han ocurrido en muchos otros lugares, incluyendo la parroquia de San Santiago, y dondequiera que los visionarios se encuentran en el momento de las apariciones.

La noticia de que Nuestra Señora se pudiese estar apareciendo, atrajo peregrinos a Medjugorje, primero de las ciudades vecinas y después, no obstante el gobierno comunista de entonces, desde Europa y todo el mundo. Esto incluyendo a clérigos, teólogos así como expertos de las ciencias físicas y médicas que han dado testimonio de que algún tipo de fenómeno estaba teniendo lugar en el momento de la aparición. El juicio privado de estos primeros visitantes, hizo mucho para levantar la creencia en los eventos de Medjugorje. Además, algunos peregrinos reportaron haber visto dar vueltas al sol y poder mirarlo sin ninguna molestia ni dolor y tampoco daño a los ojos, otros decían que sus rosarios se tornaban color oro y algunos otros que habían recibido sanaciones físicas y espirituales. Todo esto contribuyó a la fama de la supuesta aparición.

Evaluación eclesiástica. La respuesta inicial, informal, del Obispo Zanic of Mostar, en cuya diócesis se encuentra Medjugorje, se dice que fue favorable. Sin embargo, se dice que comentarios atribuidos a la visión y que eran críticas para el clero secular y para él mismo lo convencieron de que no eran auténticas. De todas formas, él estableció una comisión en 1982 formada por teólogos, científicos, expertos y superiores religiosos para investigar los eventos de Medjugorje. Su estudio durante tres años produjo votos de dos miembros de la comisión a favor de lo sobrenatural, uno voto que decía que lo fue en un principio pero ya no lo era más, un voto de abstinencia y once votos a favor de que nada sobrenatural estaba sucediendo. Carta del Obispo Zamic.

Como los eventos de Medjugorje han excedido el ámbito local, el Cardenal Kuharic, Presidente de la Conferencia de Obispos Yugoslavos, anunció en enero de 1987, que se nombraría una comisión nacional para continuar las investigaciones. Esta decisión le fue comunicada a la Santa Sede, quién indicó que aceptaría el criterio de la comisión diocesana bajo la autoridad del obispo local, pero alentaba también a que el trabajo se continuara nivel nacional. La Conferencia de Obispos dio instrucciones a los fieles para que no organizaran las peregrinaciones basadas en que era algo sobrenatural y que las devociones Marianas de los Católicos deben estar de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia.

En abril de 1991 la siguiente declaración fue hecha por la Conferencia de Obispos de Yugoslavia :

Los obispos, desde su inicio, han estado siguiendo los eventos de Medjugorje por intermedio del Obispo de la diócesis ( Mostar ); la Comisión de Obispos y la Comisión de la Conferencia de Obispos de Yugoslavia.

Basados en las investigaciones realizadas hasta ahora, no se puede afirmar que estamos tratando con apariciones y revelaciones sobrenaturales. ( énfasis agregado ).

Sin embargo, las numerosas reuniones de los fieles de diferentes partes del mundo, que vienen a Medjugorje, instados por motivos de fe y otros motivos, requieren la atención y cuidado pastoral en primer lugar del Obispo Diocesano y con él de los otros Obispos, para que en Medjugorje y en todo lo relacionado con ella se promueva una sana devoción a la Virgen María de acuerdo a las enseñanzas de la Iglesia.

Con este propósito los Obispos emitirán directivas especiales tanto litúrgicas como pastorales. De igual manera por intermedio de la Comisión continuarán estando informados e investigarán todos los eventos de Medjugorje.

Desde el punto de vista de una evaluación eclesiástica, la situación de Medjugorje no ha cambiado desde la declaración de 1991. La Santa Sede ha permitido que esto quede como está. Contestando a los Obispos en esta materia, simplemente repite la mención dada anteriormente. Sin embargo una respuesta de la Secretaría de la Congregación Doctrinal, el Arzobispo Bertone, a un Obispo Francés en 1996 precipitó algunos reportes de que Medjugorje estaba fuera de los límites para los Católicos. En agosto 1996, el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sed, Dr. Joaquín Navarro-Vals, dijo ;

Uno no puede decir que la gente no puede ir allá, hasta que se haya probado que ésta es falsa. Esto no ha sido dicho por nadie, así que el que quiera ir, puede hacerlo.

Cuando uno lee lo que escribió el Arzobispo Bertone, puede recibir la impresión, de que de ahora en adelante todo está prohibido, no hay posibilidad ( para los católicos de viajar a Medjugorje )...nada ha cambiado, nada nuevo se ha visto.

...El problema es que si usted organiza sistemáticamente peregrinaciones, con el obispo y la Iglesia, usted está dando autorización canónica a los hechos de Medjugorje. Esto es diferente a que un grupo de personas vaya y traiga a un sacerdote con ellos para confesarse.

¿Han dicho la Iglesia o el Vaticano que no? ( a los católicos que desean visitar Madjugorje) NO... La diferencia, en los términos de la ley canónica, es que una peregrinación oficial, organizada por la diócesis con el Obispo, es una manera de dar sanción jurídica a los hechos; usted estaría diciendo que ésto es verdad. CNS Report.

Más recientemente en una carta al Obispo de St. Denis, el Arzobispo Bertone comentaba sobre un argumento del actual Obispo de Mostar, que las supuestas apariciones no solamente carecen de evidencia de algo sobrenatural, sino que de hecho NO eran sobrenaturales. El dijo :

La cosa principal que me gustaría señalar es que la Santa Sede no toma ordinariamente una posición por sí misma, con respecto a supuestos fenómenos sobrenaturales, como una corte de primera instancia. Con respecto a la credibilidad de las " apariciones " en cuestión, el Dicasterio respeta lo decidido por los Obispos de la antigua Yugoslavia en la Declaración de Zadar, 10 de abril 1991: " Basados en las investigaciones hasta ahora, no se puede afirmar que estamos tratando con apariciones y revelaciones sobrenaturales " . Desde la división de Yugoslavia en diferentes naciones independientes, corresponde ahora a la Conferencia Episcopal de Bosnia-Herzegovina, que eventualmente se abra la investigación de este caso y para hacer cualquier nueva pronunciación que sea necesaria.

Lo que dijo el Obispo Peric en su carta al Secretario General de FamilleChretienne declarando : " Mi convicción y mi posición no es solamente non constat de supernaturalite, sino también, constat de non supernaturalite de las apariciones o revelaciones en Medjugorje ", debe ser considerada como la expresión de una convicción personal del Obispo de Mostar, a la cual tiene el derecho de expresarse como Ordinario del lugar, pero la cual es y debe permanecer como su opinión personal.

Finalmente con respecto a peregrinaciones a Medjugorje, que se conduzcan privadamente, esta Congregación señala que son permitidas a condición de que no sean consideradas como una autenticación de los eventos que todavía está teniendo lugar y los cuales todavía deben ser examinados por la Iglesia. Carta al Obispo Aubrey.

Fenómeno místico. La presencia de un fenómeno destacable, es para muchos evidencia suficiente de la validez de una supuesta aparición. Para otros la opinión de la autoridad de la Iglesia local, de que no hay evidencia de hechos sobrenaturales en el sitio, sugiere fraude, enfermedad mental o del demonio. La Iglesia por su parte, tiene mucho cuidado antes de afirmar si hay hechos sobrenaturales o no, como lo expresado por Roma más arriba. Hay pocos casos de absoluta condenación. Cuando esto ocurre es que los eventos están basados en una doctrina contraria a la fe.

Las razones para esta cautela están basadas en las enseñanzas comunes de la Iglesia. Santo Tomás de Aquino y San Juan de la Cruz afirman, que como regla general los fenómenos místicos ( tanto en la vida de los santos como en las apariciones) son obra de los ángeles. A menos que Dios Mismo necesite actuar para producir un efecto inmediato

( como crear algo de la nada o infundir gracia santificante en un alma ), El actuaría por intermedio de criaturas. Pero, la claridad intelectual concedida en la oración contemplativa, las visiones y locuciones de revelaciones privadas, la levitación de los santos, los éxtasis de los místicos y visionarios y la mayoría de los fenómenos asociados al misticismo, son producidos por la naturaleza angélica. Como tanto los buenos como los malos espíritus poseen la naturaleza angélica, la presencia de este fenómeno por sí solo, es un equívoco signo de autenticidad. Esto significa que una buena parte de estos fenómenos sin explicación, pueden ocurrir sin indicar que necesariamente vienen de Dios. Por esto la Iglesia busca sobre otras cosas, una evidencia sobrenatural, o sea efectos que trascienden la habilidad del hombre o de los ángeles, los cuales pueden ser atribuidos solamente a Dios.

Los teólogos se mantienen divididos en el juicio sobre qué fenómeno cae claramente en la categoría de lo estrictamente sobrenatural. De todas formas, la práctica de la Iglesia en los procesos de canonización, de reconocer como milagrosas las sanaciones que cumplen con ciertos criterios estrictos, es una norma que se ha aplicado también en las apariciones. ( Ej. Lourdes, Beauraing, Banneux ). En Fátima el Milagro del Sol cae dentro de la categoría de un prodigio natural. Es claro, de todas formas, que el fenómeno que muchos laicos han experimentado en conexión con supuestas apariciones en nuestros días, y las cuales ellos consideran que son evidencia de su autenticidad, no caen en evidente sobrenaturalidad. La actividad angélica o demoníaca sería suficiente para explicarla. Sin una prueba del orden sobrenatural, existe poca posibilidad para que la Iglesia afirme, de que la aparición es auténtica.

En el caso de Medjugorje la comisión encontró que nada conectado directamente con la aparición cumplía los requisitos exigidos. Según lo señalan los argumentos anteriores, la Iglesia permanece abierta a nuevas evidencias de lo sobrenatural, de suceder alguna, y no ha juzgado que Medjugorje NO es sobrenatural y tampoco lo ha condenado.

Que es lo que prohibió la Iglesia. De las declaraciones dadas hasta el momento por las autoridades eclesiásticas, es claro de que nadie con un cargo oficial en la Iglesia ( Obispo, pastor, rector, capellán u otro ), puede, en virtud de ese cargo, emitir una sanción oficial de las actividades que tienden a aseverar la sobrenaturalidad de Medjugorje, o sea, a contradecir la decisión hecha por la autoridad local. Estas declaraciones hablan solamente de peregrinaciones organizadas bajo el auspicio oficial, de todas formas, el sentido común nos dice que una conferencia u otra actividad auspiciada por una diócesis, parroquia u otra institución católica está también prohibida. Igualmente no puede haber veneración pública ( culto ) de la Santa Virgen bajo el título de Nuestra Señora de Medjugorje, dado que esta sugeriría la seguridad de su aparición ahí. El título de Reina de la Paz ya es parte del patrimonio de la Iglesia.

Las declaraciones de Yugoslavia dicen que se pueden instrumentar directivas litúrgicas y pastorales. Los Católicos estarían obligados a obedecer cualquier directiva positiva o negativa que emitan el Obispo local o la Conferencia de Obispos en referencia al lugar.

Pueden las decisiones de la Iglesia obligar a creer en la mente, que Medjugorje no es sobrenatural ? La respuesta es no. Primero, hasta las revelaciones privadas aprobadas por Roma obligan al fiel a aceptarlas solo basado en si son razonables y no en la fe.

El Papa Benedicto XIV declaraba ;

Aunque no se pueda dar un consentimiento de la fe Católica a las revelaciones ya aprobadas, se les puede dar un consentimiento de fe humana, hechas de acuerdo a las reglas de la prudencia. ( Benedict XIV, De Serv. Dei Beatif. )

Esto significa que una vez que una revelación privada recibe la aprobación papal, no es razonable, o más bien es imprudente pero no contra la fe, el no aceptarla como auténtica.

Lo contrario también sería verdad. Si Roma juzga que una revelación privada no es sobrenatural, la persona razonable debe quedar satisfecha con este resultado. ¿Pecan si no lo aceptan? Podrían pecar por imprudentes, juicio temerario o algo parecido, pero no en contra de la fe o la obediencia al Santo Padre. Los Católicos debemos por lo tanto aceptar, siguiendo los preceptos impuestos por la Iglesia en estas materias, o sea lo que podemos o no podemos hacer, en oposición a lo que pensamos.

En cuanto a los juicios teológicos hechos localmente, el estándar no puede ser más alto, y es por cierto bajo. El tema de Medjugorje, por eso, no puede ser resuelto solamente sobre la base de lo descubierto por la Iglesia, de que no hay evidencia de lo sobrenatural. Esto está aún más claro interpretando la declaración del Arzobispo Bertone, donde dice que la declaración del Obispo de Mostar dada en 1998, donde menciona que no es sobrenatural, es su opinión personal. Otros por lo tanto tienen derecho a dar también su opinión personal.

Qué permite la Iglesia. Según lo mencionado en las declaraciones anteriores, los católicos pueden ir a Medjugorje. Estas peregrinaciones pueden incluir a sacerdotes actuando como capellanes, sin darle una promoción oficial. Tampoco la Iglesia ha suspendido la discusión de Medjugorje y por ello está permitida. El sentido común de todas formas nos dice que los Católicos en ambos lados del tema deben actuar con prudencia y caridad al compartir con otros que piensan de una manera distinta, Medjugorje no es un papel de prueba de la ortodoxia, así que todo Católico tiene la obligación moral de aceptar el criterio de Roma de la forma explicada por el Papa Benedicto, de ser esta emitida.

San Agustín probablemente dio la más simple y útil regla sobre todos los temas de la vida de la Iglesia cuando dijo ( parafraseando ):

En cosas necesarias, unidad,

en cosas sin decisión, libertad,

y en todas las cosas, caridad.

-----------------------------------------------------------------------------------------

Respuesta por ; Colin B. Donovan, STL

 

HOME - LO NUEVO NOTICIAS - FE - TELEVISIÓN - RADIO
BIBLIOTECA
- GALERÍA - AUDIO Y VÍDEO - GENERAL - DONACIONES

Condiciones de Uso    Política de Privacidad