Temas en  General


Luisa Piccarreta - El estatus de su Causa

Por varios años, ha existido una incongruencia entre, por un lado, la fama de la santidad de Luisa Piccarreta, que incluye la canonización de uno de sus hijos espirituales, San Annibale de Francia y el establecimiento de una Causa por su propia beatificación y, por el otro lado, la confusión y controversia alrededor de su nombre y espiritualidad, especialmente en los Estados Unidos. Nunca ha sido justificado atribuir esta confusión a la Sierva de Dios, sino a malas traducciones, interpretaciones precipitadas de sus escritos y por una falta de competencia teológica de parte de algunos quienes tratan de explicar sus escritos. Por esta razón, EWTN siempre ha exhortado a católicos a ser muy prudentes hasta que las autoridades eclesiásticas pueden iluminar y esclarecer esta situación.

Hacia este fin, EWTN ha contactado a la Santa Sede y al nuevo Arzobispo de Trani en Italia, Giovanni Picchierri, donde Luisa vivió y murió y donde, en 1994, la fase Diocesana de una Causa por su Beatificación fue empezada. Hasta que la Causa no llegue a la Congregación para las Causas de los Santos para su fase Romana, el Arzobispo es la autoridad eclesiástica competente. Este contacto resultó en una carta de la Congregación para la Doctrina de la Fe. También se mandó un Promotor de la Fe, el Padre Bernardino Bucci, OFM, Cap. a los Estados Unidos para responder a las preguntas de la EWTN y encontrarse con varios grupos que promueven la espiritualidad de Luisa Piccarreta. Su capacidad oficial es certificada por la Archidiócesis en el Certificado que él presentó. El Diácono Bill Steltemeier y yo nos reunimos con el Padre Bucci por varias horas, y él contestó nuestras preguntas y nos proporcionó las siguientes importantes clarificaciones, muchas de ellas por escrito (vea abajo). He resumido nuestra reunión y los documentos como sigue:

La Sierva de Dios

Luisa Piccarreta vivió una vida santa de oración y sufrimiento, testificado por sus contemporáneos y con una fama de santidad que perdura hasta hoy día. Siempre fue obediente y sumisa a la Iglesia en todo. Esto se conoce bien porque desde el año 1884 hasta su muerte en el año 1947 fue cuidada por confesores designados por su Obispo. Basado en esto, el Arzobispo de Trani, con el permiso de la Santa Sede, inició su Causa de Beatificación en el año 1994. La investigación ha confirmado estos hechos sin ninguna duda. Cualquier alegación de heterodoxia en contra de ella constituye una grave injusticia (Clarificaciones 1-6).

En el 29 de octubre del 2005, el Arzobispo Pichierri declaró el proceso diocesano de la Causa de Beatificación de la Sierva de Dios completo y presentó la documentación a la Congregación para las Causas de los Santos.

Sus escritos

Bajo obediencia, Luisa Piccarreta escribió dos libritos "La Vida de la Santísima Virgen" y "Las Horas de la Pasión", y luego presentó 36 manuscritos numerados, en los que ella elaboró lo que le fue revelado en oración acerca de "la vida en la Voluntad de Dios". Ella escribió estos textos en los dialectos regionales Italianos, en vez del Italiano estándar, un hecho que complicó la traducción correcta del sentido de sus escritos. Algunos de los primeros volúmenes fueron revisados y publicados por San Annibale de Francia (ca. 1927) en su capacidad como confesor y censor diocesano. Esta actividad se suspendió en el año 1938 cuando tres de sus obras, anotadas por otra persona, fueron ingresadas en el Índice de Libros Prohibidos. El resto de sus escritos fueron tomados bajo la custodia del Santo Oficio (ahora denominado la Congregación para la Doctrina de la Fe), donde se quedaron retirados hasta el año 1994.

En ese año, la Santa Sede autorizó la Causa de Beatificación de Luisa Piccarreta, ahora llamada "Sierva de Dios", al concederle el nihil obstat. Manteniendo los originales, la Congregación permitió que el Tribunal fotocopiara los escritos para estudios futuros y la producción de una edición crítica, ya en tránsito. Pero, hay otras copias de los escritos. Existen copias que provienen de antes de 1938 y reproducciones y traducciones de las copias del año 1994. Estas últimas no son aprobadas ni tienen el imprimatur del Arzobispo de Trani, quien es el dueño legal de los escritos de Luisa. Mientras que la Archidiócesis sí ha permitido a algunas editoriales pequeñas acabar su stock de los primeros dos libros ("La Vida de la Santísima Virgen" y "Las Horas de la Pasión"), en el futuro, solamente la Archidiócesis producirá las traducciones autorizadas de los escritos, basados en la edición crítica. El Tribunal no está concediendo ni alentando la publicación ni la promoción de los escritos (a falta de las excepciones ya mencionadas), para no impedir la Causa. (Clarificaciones 7-9, 11, 14; Communique, carta lannuzi)

Con respecto al tema de los escritos, la Congregación para la Doctrina de la Fe, afirmó en una carta dirigida a EWTN el 4 de octubre del 2003,

Los escritos de Luisa Piccarreta no han sido examinados por este Dicasterio: por lo tanto, esta Congregación para la Doctrina de la Fe ni aprueba ni condena oficialmente estos escritos. Más, están siendo estudiados, por razón de competencia, por la Congregación para las Causas de los Santos después de que esta Sierva de Dios, independientemente del contenido de sus escritos, recibiera la nihil obstat de la Congregación para la Doctrina de la Fe acerca de su causa de beatificación.

Por esa razón, la Congregación para la Doctrina de la Fe no hace ningún pronunciamiento sobre estos escritos.

Se debe de notar aquí que desde la conclusión de la fase diocesana de la causa en octubre del 2005, la edición típica de los escritos ha sido preparada para ser entregada a la Congregación para las Causas de los Santos que, con la Congregación para la Doctrina de la Fe, la revisará. Solamente después de esta evaluación, se pueden hacer públicos estos escritos. (Clarificaciones 2-3, 7-8)

Interpretando sus escritos

Los escritos de la Sierva de Dios deben de ser interpretados de acuerdo a la mente y enseñanzas de la Iglesia. Aunque al final se determine que los escritos fueran de origen sobrenatural, igual se conforman a la mentalidad propia de la mística, que fue de una persona piadosa y humilde, y no la de un teólogo. De acuerdo a la teología Católica, esto debe de ser considerado al juzgar lo que escribió de sus experiencias místicas. En esta fase del Proceso, no hay ninguna interpretación definitiva de su obra. El Proceso Diocesano solamente estudió su vida y virtudes heroicas y preparó la edición crítica de los escritos con comentario, para la revisión de la Santa Sede, quien solamente puede pronunciar un juicio definitivo y explicación.

Conferencias

En el año 1998, el ahora retirado Arzobispo de Trani, Carmel Cassati, ordenó la suspensión de Conferencias de la Voluntad de Dios en los Estados Unidos por causa de las ya mencionadas controversias. Aunque esta suspensión ya no aplica, las siguientes declaraciones guían a las conferencias en los Estados Unidos y en el resto del mundo.

El Arzobispo actual solamente puede autorizar a sacerdotes bajo su autoridad, como el Padre Bucci, para hablar acerca de Luisa y su espiritualidad. Sin embargo, a sacerdotes con una carta de permiso de su Obispo y versados con sus escritos y la teología Católica, pueden pedir que su Obispo solicite una carta del Arzobispo de Trani autorizándoles a hablar oficialmente. Ellos pueden presentar la carta del Arzobispo a los obispos de las localidades donde desean presentar conferencias. El Arzobispo solamente concederá permiso a hablar públicamente a sacerdotes mientras solamente se hable de la vida y las virtudes de la Sierva de Dios. Los laicos ya no son permitidos a enseñar públicamente o bien sea de la espiritualidad de la Voluntad de Dios o con respecto a su vida y sus virtudes. Las conferencias ofrecidas por sacerdotes con esta carta, o por laicos, no representan la Postulación. Entonces, mientras no se pueda regular lo que los obispos locales permitan, la Postulación desanima a Católicos para atender conferencias dadas por personas sin una carta de autorización del Arzobispo de Trani, Italia. (Clarificaciones 14)

Leyendo sus escritos

Aunque la Postulación no tiene la autoridad para prohibir la lectura de los escritos de Luisa ya en circulación, a nadie se le permite publicar su Diario de 36 volúmenes. Se han concedido excepciones para los siguientes escritos de Luisa: "Las 24 horas de la Pasión", "La Virgen María en el Reino de la Voluntad de Dios" y sus cartas, como también las obras del Padre Bernardino Bucci acerca de Luisa. Se aconseja a grupos de oración a estudiar estos libros aprobados hasta que no se publique la edición oficial típica en conformidad a la doctrina de la Iglesia Católica. [Clarifiaciones 8, 14]

Grupos de oración

La Postulación alienta a los grupos de oración de varias diócesis del mundo, para promover la fama de la santidad de Luisa. Especialmente desea que su gran devoción a la Madre de Dios se imite. Se exhorta, cuando se sea posible, a que estos grupos sean guiados por un sacerdote prudente de ortodoxia comprobada. La supervisión de los grupos de oración cae bajo la competencia de cada Obispo diocesano.

La Postulación también pide que se le ore a Luisa, y pide que se documente detenidamente y reporten cualquier favor recibido a través de la intercesión de la Sierva de Dios.

No obstante, manteniendo las normas de la Santa Sede, mientras pueda ver devoción privada y veneración (en otras palabras, fuera del contexto de una Iglesia), no puede ver ninguna veneración pública (cultus) de Luisa, tal como se le ofrece a un beato o santo (liturgias públicas o devociones, imágenes en iglesias, etc.). Esto constituirá un gran obstáculo a la Causa, ya que solamente el Santo Padre, con la beatificación de la persona, puede permitir la veneración pública. (Clarificaciones 10, 12-13)

 

 

 

HOME - LO NUEVO NOTICIAS - FE - TELEVISIÓN - RADIO
BIBLIOTECA
- GALERÍA - AUDIO Y VÍDEO - GENERAL - DONACIONES

Condiciones de Uso    Política de Privacidad