Primer Misterio Doloroso

 


L
a Oración de Jesús en el Huerto de Getsemaní


« Entonces les dice: ‘Mi alma está triste hasta el punto de morir; quedaos aquí  y velad conmigo’. » (Mt 26, 38)
(Rosarium Virignis Mariae, Juan Pablo II, Cap. II, 22)


M
editación

« El itinerario meditativo se abre con Getsemaní, donde Cristo vive un momento particularmente angustioso frente a la voluntad del Padre, contra la cual la debilidad de la carne se sentiría inclinada a rebelarse. Allí, Cristo se pone en lugar de todas las tentaciones de la humanidad y frente a todos los pecados de los hombres, para decirle al Padre: «no se haga mi voluntad, sino la tuya» (Lc 22, 42 par.). Este 'sí' suyo cambia el 'no' de los progenitores en el Edén. Y cuánto le costaría esta adhesión a la voluntad del Padre... » . *

1 Padre Nuestro,  10 Avemarías,  1 Gloria al Padre.


Inicio

                                          II.


HOME - NOTICIAS - FE - TELEVISIÓN - RADIO - BIBLIOTECA - GALERÍA _- GENERAL