ORIGENES

1 - En la antigüedad, la Colina Vaticana estaba situada fuera de los muros de Roma. La noche entre el 18 y 19 de julio del año 64, la ciudad fue destruida por las llamas. Según fuentes contemporáneas, el emperador Nerón, públicamente acusado del incendio, declinó toda responsabilidad, atribuyendo la culpa a los Cristianos, cuya presencia en Roma era en ese tiempo reducida y relativamente reciente.

2 - Así comenzó una largo período de persecución que se extendió hasta el 313, año en que se promulgó el Edicto de Tolerancia del emperador Constantino. Durante tres años las persecuciones tuvieron lugar bajo el imperio del mismo Nerón, que quiso que los seguidores de Cristo fuesen conducidos al circo edificado sobre la colina Vaticana.

3 - El historiador romano Tácito, narra así el trato reservado a los seguidores de Cristo por el feroz emperador: "Los insultos se añadían a la injuria de la tortura, se envolvía a los hombres en pieles de animales, para que los perros los descuartizasen, mientras a otros se les clavaba en cruces o eran condenados a ser quemados vivos, sirviendo de antorchas para iluminar la noche" (Anales XV, 44).

4 - La tradición cuenta que también Pedro, discípulo de Jesús y jefe de la comunidad cristiana de Roma, encontró la muerte en este lugar, y que fue crucificado con la cabeza para abajo. Fue el mismo Pedro el que pidió esto a sus verdugos, afirmando que no se consideraba digno de morir como su Señor Jesucristo. Después de la muerte, el cuerpo del apóstol fue llevado, a través de la vía Cornelia, a un cementerio junto al circo de Nerón, que se convirtió inmediatamente en lugar de culto para los Cristianos, no obstante las enormes dificultades causadas por las persecuciones. Muchos son los documentos que dan testimonio del culto a Pedro en la colina Vaticana.

5 - Con la muerte del Apóstol, la primera Comunidad Cristiana de Roma se encontró ante la necesidad de elegir un hombre que asumiese el gobierno. Así comenzó la sucesión apostólica de los Obispos de Roma.

6 - La era de la persecución terminó bajo Constantino (306-337) que se convirtió en Emperador de Occidente en el 312, con la derrota del co-emperador Majencio. Al año apenas de su victoria, Constantino publicó el Edicto de Tolerancia (313) que puso fin a siglos de persecución, en todo el Imperio Romano.

7 - El favor que concedió a la Iglesia de Cristo se manifestó además a través de donaciones de tierras, edificios e iglesias para el culto.

8 - Constantino entregó al Papa Milcíades I (311-314) un palacio en Letrán, dentro de las murallas de Roma, que se convirtió en residencia pontificia y siguió siendo tal hasta principios del siglo XIV. Una de las más importantes construcciones que Constantino realizó para los Cristianos fue la apreciada basílica sobre la colina Vaticana, expresamente edificada sobre la tumba del apóstol Pedro. Para realizarla, el emperador destruyó la necrópolis en la que el Santo había sido sepultado. La colina Vaticana fue excavada para que la tumba del apóstol se encontrase en el centro de la grandiosa basílica.

9 - La historia de la Basílica de S. Pedro es en muchos sentidos semejante a la de S. Pablo, edificada en la vía Ostiense, cercana a Roma. Efectivamente, también Pablo, apóstol de los gentiles, fue martirizado bajo la persecución de Nerón y la basílica a él dedicada, indica el lugar de su sepultura.

10 - Constantino inició la construcción de la Basílica de S. Pedro en torno al año 320. Consagrada en el 326, fue completada alrededor del 354 por su hijo Constancio.

11 - La planta del edificio tenía las proporciones de una cruz latina, inscripta en un rectángulo; ochenta y ocho columnas dividían el edificio en un ábside y cinco naves, a las que se llegaba a través de cinco grandes puertas; la tumba del apóstol se encontraba en el centro del crucero; de frente a la basílica constantiniana se abría un gran espacio limitado por pórticos y adornado con fuentes.

12 - En el 327 el Emperador Constantino dejó la ciudad para buscar una nueva capital en el este del Imperio. Privada de la protección imperial, Roma empezó gradualmente a deteriorarse. La situación empeoró hasta el punto que los ciudadanos, oprimidos por las necesidades materiales y espirituales que ahogaban la ciudad, pidieron ayuda, por vez primera, al obispo de Roma. Así fue cómo los papas empezaron a asumir responsabilidades civiles, comprometiéndose en la reparación de los edificios públicos, en la manutención de los acueductos y en la preparación de las defensas.

13 - Durante este período, Roma fue sometida a continuas invasiones. La ciudad fue saqueada por los Godos en el 410, y por los Vándalos, en el 445 y 472.

14 - La intervención de los papas se mostró indispensable para salvaguardar la ciudad. Dos pontífices, en particular, tuvieron un papel de primer orden. El primero fue el Papa León Magno (440-461), que se había distinguido por sus cualidades ya antes de la ordenación sacerdotal. Su profundo conocimiento del sistema imperial y sus notables capacidades diplomáticas aumentaron su prestigio, consintiéndole disuadir a Atila, jefe de los Hunos, de atacar a Roma.

15 - Otro pontífice de relieve fue Gregorio Magno (590-604). También él distinguiéndose en la carrera civil antes de hacerse monje, fue prefecto de la ciudad y miembro de la corte de Costantinopla. Durante su pontificado Roma, que en los siglos V y VI había sido destruida por epidemias de peste, quedó totalmente reorganizada y renació, tanto en el aspecto social, como en el económico.

16 - Hombre de gran cultura y dotado de un profundo conocimiento de la música, el Papa Gregorio Magno es considerado el padre de la música sagrada de la que la primera expresión fue, precisamente, el canto gregoriano. Fundó dos coros, activos hasta 1378, año en que fueron abolidos por obra de Gregorio XI (1370-1378), cuya función era la de actuar en las liturgias celebradas en Letrán y en S. Pedro.

 

EL MEDIOEVO

17 - Hacia finales del siglo VII comenzó un período de alianzas entre los papas y el rey de los francos. A promover tales alianzas fueron precisamente los papas, deseosos de poderse valer de ellos para la defensa de Roma y de sus tesoros. La ciudad, en efecto, era rica en tierras, basílicas, iglesias y santuarios de los mártires. Uno de los protagonistas de este período fue el Papa Esteban III (752-757) que pidió ayuda al rey franco Pipino. Seguidamente, Adriano I (772-795) trabajó en colaboración con Carlos, hijo de Pipino, con el que se había establecido una relación de estima recíproca. Carlos fue influenciado profundamente por sus contactos con Roma y ordenó que las prácticas romanas, en particular las litúrgicas, se celebrasen en todos sus territorios.

18 - En la Navidad del año 800, Carlos fue coronado Emperador del Sacro Romano Imperio por el pontífice León III (795-816), sucesor de Adriano I. Comenzó así el período Carolingio que convirtió la corte pontificia en uno de los centros neurálgicos del poder en occidente y que se concluiría posteriormente con una degeneración de la alianza entre papas y emperadores.

19 - En el siglo XI, el antiguo método para la elección de los papas, según el cual el clero y la población votaban un candidato, fue modificado por el Papa Nicolás II (1059-1061) que dio la facultad de voto a un reducido Colegio de Cardenales.

20 - En 1271, en Viterbo, después de un retraso de más de dos años y medio en la elección del nuevo pontífice, los Cardenales fueron encerrados a la fuerza, dentro del municipio de la ciudad, hasta que no se eligió al nuevo papa. Este método de elección papal, se convirtió en una tradición que no ha cambiado más. Por tal razón, la reunión del Colegio de Cardenales, después de la muerte de un papa, se llama cónclave (del latín cum clavis, con llave). Por esto, todavía hoy, los cardenales se segregan en el cónclave hasta la elección del nuevo pontífice.

21 - En la historia de los papas se cuentan pocas abdicaciones, La más relevante, sin embargo, fue la de Celestino V cuyo pontificado duró de agosto a diciembre de 1294. Le sucedió Bonifacio VIII (1294-1303) de la familia Caetani, que es recordado, sobre todo, por la proclamación del primer Año de Jubileo o Año Santo.

22 - La palabra "jubileo" deriva del Hebreo Yobel, término usado para anunciar un año de perdón de las deudas y liberación de los esclavos. La Iglesia adoptó la práctica judaica en el sentido espiritual de perdón de los pecados. Durante el Año Santo vienen a Roma peregrinos de todo el mundo y es tradición que pasen a través de la Puerta Santa en S. Pedro.

23 - Desde el primer Año Santo (1300) hasta hoy, se han celebrado 25 jubileos que, normalmente se suceden a intervalos de 25 años.

24 - En los casi setenta años transcurridos entre el 1309 y el 1377, los papas dejaron Roma y trasladaron su sede a Aviñón, en el sur de Francia. Este cambio generó no pocos problemas, especialmente cuando Gregorio XI (1370-1378) volvió por un breve período a la residencia Vaticana. Se verificó entonces el fenómeno de los antipapas, en el cual varios aspirantes al trono papal, se autoelegían papas en diversas ciudades, entre ellas Pisa y Aviñón.

25 - Cuando Martín V (1417-1431) llevó definitivamente el papado a Roma, decidió transferir su residencia del Palacio Laterano al Vaticano que, desde entonces, se llama Palacio Apostólico.

 

Entre el 500 y 600

26 - El período caracterizado por el enriquecimiento de mayor importancia de las estructuras vaticanas está representado por el siglo XV. El humanista Nicolás V (1447-1455) introdujo el Renacimiento en el Vaticano, comprometiendo a artistas notables. Entre ellos hay que recordar al Beato Angélico, León Bautista Alberti y Bernardo Rossellino. El Beato Angélico fue el encargado de decorar las habitaciones y la capilla privada del Papa. Puesto que la Basílica constantiniana había sufrido un gran deterioro, éste consideró también la posibilidad de construir una nueva y nombró a Rossellino arquitecto del proyecto. El Papa Sixto IV (1471-1484) añadió uno de los más famosos edificios del Vaticano, cuando encargó a Giovannino de Dolci el diseño de la capilla pontificia que hoy lleva su nombre, la Capilla Sixtina.

27 - La tarea de sustituir la Basílica constantiniana de S. Pedro con un nuevo y digno templo, fue reanudada por el Papa Julio II (1503-1513), que colocó la primera piedra de la nueva Basílica en 1506.

28 - La consagración sin embargo, no tuvo lugar hasta 1626, por obra del Papa Urbano VIII (1623-1644), exactamente 1300 años después de la consagración de la antigua del Papa Silvestre I (314-335). Veinte papas se sucedieron en aquel intervalo de tiempo e igualmente numerosos fueron los arquitectos que tomaron parte en la gestión del proyecto. Entre estos últimos hay que recordar a: Bramante, Rafael, Miguel Ángel y Carlos Maderno.

29 - Un embajador de Francia encargó a Miguel Ángel la creación de una estatua de la Piedad, para ponerla en la capilla francesa de la antigua Basílica de S. Pedro. Aún hoy esta joya continúa representando una de las obras maestras que enriquecen la nueva Basílica.

30 - En el mismo período (1508-1512), Julio II (1503-1513) invitó a Miguel Ángel a pintar al fresco la bóveda de la Capilla Sixtina. El artista volvió para pintar en la misma capilla, entre 1535-1541, en la pared detrás del altar, el famoso Juicio Universal. En los últimos dieciocho años de su vida (murió en 1564), Miguel Ángel fue también arquitecto de la Basílica de S. Pedro.

31 - La decoración de las habitaciones privadas del Papa fue confiada por Julio II, en 1508, a Rafael que siguió trabajando, incluso después de la muerte del pontífice y más exactamente, hasta su propia muerte, ocurrida en 1521. A Julio II le sucedió un miembro de la familia florentina de los Médici. León X (1513-1521), hijo de Lorenzo el Magnífico, fue protector de las artes, tanto en el Vaticano, como en Roma y durante su pontificado, Rafael fue nombrado arquitecto de S. Pedro y llamado a continuar la obra del gran Donato Bramante, primer arquitecto de la nueva Basílica. Rafael cuidó la decoración de los tres grandes corredores arqueados del Palacio Apostólico, hoy conocidos como Galerías de Rafael.

32 - Fue durante el pontificado de León X cuando el fraile agustino Martín Lutero dio comienzo a la Reforma Protestante. En 1527 la ciudad de Roma fue atacada por orden del Emperador Carlos V. Tropas alemanas invadieron la ciudad, violando y saqueando el Vaticano mismo. El Papa Clemente VII (1523-1534) se vio obligado, para salvarse, a huir a lo largo del túnel elevado que unía el Vaticano con el cercano Castillo del Santo Angel. Después del saqueo de Roma, el Papa Pablo III (1534-1549) renovó las defensas de la Ciudad Vaticana y encargó a Antonio de Sangallo que decorase la Sala Regia y diseñara la capilla Paulina, decorada con los últimos frescos de Miguel Ángel.

33 - Pablo III (1534-1549) fue el pontífice del Concilio de Trento. Con el intento de reformar el interior de la Iglesia, este Papa quiso una reunión de todos los Obispos, para discutir los problemas internos de la Iglesia, de manera que fuera capaz de ofrecer una respuesta a la Reforma Protestante. El Concilio se reunió en Trento, entre el 1545 y el 1563 y fue articulado en tres grandes sesiones. Este es el período de la Contrarreforma, en el que los papas decidieron adoptar iniciativas confiadas y más cuidadas. Un ejemplo de ello es la conducta de S. Pío V (1566-1572) que dio su apoyo a los ejércitos europeos que rechazaron el avance de los Turcos en la batalla de Lepanto.

34 - En este período el arte fue utilizado como un medio a través del cual se expresaba la renovada confianza de la Iglesia. La actividad misionera tuvo un evidente incremento y esto dio un impulso a la fe católica que se difundió en el mundo, aumentando, entre otras cosas, el prestigio del papado.

35 - Sixto V (1585-1590) concibió un proyecto para ampliar Roma y demolió muchas zonas decadentes, para reconstruir la ciudad según un plano reticular. Este enérgico Papa, sin embargo, preocupado por la ejecución de los decretos emanados por el Concilio, murió antes de ver ultimado su proyecto urbanístico. El Papa Gregorio XIII (1572-1585) realizó muchas obras en Roma y en el Vaticano. En éste añadió un ala a las galerías de Rafael, formando el Patio de S. Dámaso, en el centro del Palacio Apostólico. En 1592 el Papa Clemente VIII (1592-1605) trasladó la corte papal a la que era residencia veraniega de los pontífices, el Quirinal, que continuó siendo la residencia pontificia hasta 1870.

36 - Fue el Papa Pablo V (1605-1621) el que quiso la prolongación de la nave central de S. Pedro, cuya base tomó así la forma de cruz latina. El mismo Pontífice encargó al arquitecto Carlos Maderno la construcción de una imponente fachada para S. Pedro y quiso renovar el Palacio del Belvedere de Inocencio VIII (1484-1492).

37 - Urbano VIII, cuyo pontificado duró desde 1623 a 1644, fue protector de las artes especialmente sensible. El artista más renombrado durante su pontificado fue ciertamente Juan Lorenzo Bernini. Polifacético y genial, Bernini fue encargado por Urbano VIII de diseñar el Altar de la Sede, en el ábside de S. Pedro. Esta vasta estructura presenta un elaborado trono que simboliza la sede del Apóstol Pedro, la autoridad maestra en la Iglesia. Toda la estructura está iluminada por una ventana con cristales amarillos de Bohemia y simboliza la presencia del Espíritu Santo y la sabiduría puesta por Dios en la guía de la Iglesia.

38 - Sobre el altar mayor de S. Pedro, Bernini colocó un enorme baldaquino. Para la realización de este baldaquino, Urbano VIII autorizó el desmantelamiento del techo del pórtico del Panteón, el antiguo templo pagano de Roma, destinado a iglesia. Noventa toneladas de bronce fueron usadas para la construcción del baldaquino que requirió más de nueve años. Urbano VIII inició, además, la Escalera Regia también diseñada por Bernini, pero que no se completó hasta el pontificado de su sucesor, Alejandro VII (1655-1667). Fue Bernini el que diseñó la tumba de su protector Urbano VIII en la Basílica de S. Pedro.

39 - Alejandro VII (1655-1667) dejó todavía menos monumentos que su predecesor, a causa de la precaria situación financiera derivada de la Guerra de los Treinta Años. No obstante, encargó a Bernini que completara la columnata de la Plaza de S. Pedro. La plaza es de forma elíptica, con dos hemisferios que contienen 248 columnas y 88 pilastras, cuyo abrazo quiere ser una simbólica bienvenida de la Iglesia Católica a toda la humanidad.

LA EPOCA MODERNA

40 - El período comprendido entre finales del siglo XVII y comienzos del XVIII fue una época tumultuosa para el Vaticano. Napoleón Bonaparte invadió Italia en 1796, llegó hasta Roma, la ciudad del Papa, y estableció una nueva República Romana de dominio francés. El Papa Pío VI (1775-1799) en esta ocasión fue obligado a pagar un rescate. Los franceses robaron un número enorme de obras de arte del Vaticano y de la ciudad. Colegios, conventos, monasterios y seminarios se cerraron y se confiscaron sus propiedades. El Papa fue arrestado por orden de Napoleón y enviado a Francia donde murió, en Valence, en el sur de Francia, extenuado por el tratamiento grosero y el difícil viaje.

41 - Un concordato, firmado entre su sucesor Pío VII (1800-1823) y Napoleón, fue el primer paso hacia la rendición de los Estados Papales. También Pío VII fue raptado por Napoleón que lo tuvo prisionero en Saboya durante cinco años. Tratado muy mal por los franceses, este pontífice se ganó la simpatía de la historia, por el modo digno con que soportó sus sufrimientos.

42 - En el siglo XIX, con los cambios revolucionarios sufridos por Europa, comenzó la contestación sobre la utilidad efectiva del poder temporal de los papas. Con el avanzar del siglo, presiones internas y externas hicieron inevitable el final de los Estados Pontificios.

43 - El Papa Pío VII quiso edificar el Museo Chiaramonti al que Gregorio XVI (1831-1846) añadió los museos Egipcio, Etrusco y Gregoriano. Durante el papado del popularísimo Pío IX (1846-1878), el movimiento político para la unificación de Italia progresó de forma decisiva, tanto que en 1861, se proclamó el Reino Italiano.

44 - En 1867, Pío IX convocó un segundo concilio, conocido como el primer Concilio Vaticano, que se realizó en la Basílica de S. Pedro, entre 1869 y 1870 y que fue interrumpido a causa de la invasión de Roma por obra de las tropas italianas.

45 - En 1870, con el estallido de la guerra franco-prusiana, las tropas italianas entraron en Roma que fue proclamada capital del reino. Pío IX dejó la sede del Quirinal el 20 de septiembre de 1870, para irse a vivir al Vaticano que había dejado de ser residencia de los papas durante el pontificado de Clemente VII (1523-1534). Los sucesores de Pío IX permanecieron confinados en el Vaticano, hasta la firma de los Pactos Lateranenses (1929), concordados entre Italia y la Santa Sede.

46 - El Papa León XIII (1878-1903) es recordado por sus iluminadoras enseñanzas sobre el pensamiento político y la justicia social. Su principal aporte al complejo Vaticano fue la creación del observatorio astronómico edificado en los Jardines Pontificios.

47 - En el curso del pontificado de Pío XI (1922-1939) se emprendieron muchas iniciativas para el Vaticano y la Santa Sede, en parte gracias a la solución de la "cuestión romana". Con la firma de los Pactos Lateranenses en 1929, el Vaticano llegó a un acuerdo con Italia acerca de la confiscación de los Estados Papales ocurrida en el siglo precedente. El Vaticano quedó confinado a los únicos espacios interiores a los Muros Vaticanos. La Santa Sede fue, además, autorizada a reclamar posesiones extraterritoriales, de las que las más importantes fueron la Basílica de S. Juan de Letrán con su palacio adyacente y las basílicas de Santa María la Mayor y S. Pablo Extramuros. También la residencia veraniega de Castel Gandolfo, situada al sur de Roma en las riveras del lago Albano, quedó entre las posesiones de la Iglesia.

48 - Pío XI fundó la estación radiofónica Vaticana, con sede en los Jardines Vaticanos, y también una estación ferroviaria que, todavía hoy, une el Estado Pontificio con Roma. También Pío XI quiso construir el Palacio del Gobernador que se convirtió en el centro administrativo del Estado de la Ciudad del Vaticano. Otra gran obra de este Pontífice fue la realización del Museo Etnológico que recoge testimonios de la actividad misionera de la Iglesia. Después de la muerte de Pío XI, mientras los obreros estaban preparando su tumba en las Grutas Vaticanas, bajo la Basílica de S. Pedro, salieron a la luz parajes antiguos.

49 - Poco tiempo después, por orden del Papa Pío XII (1939-1958) los arqueólogos comenzaron la excavación sistemática de la zona en la que se descubrió un cementerio, datado entre el siglo I y IV, que contenía tumbas paganas y cristianas. En el área, tradicionalmente asociada a la tumba del Apóstol Pedro, se encontraron huesos envueltos en una púrpura imperial. Esto hizo pensar que fueron tomados de la tumba original y envueltos en el tejido precioso del mismo emperador Constantino. Las excavaciones arqueológicas llevaron a Pío XII a proclamar que la presencia de la tumba de S. Pedro bajo la Basílica Constantiniana había sido irrefutablemente comprobada.

50 - La elección del Cardenal Angelo Roncalli, de 78 años, que tomó el nombre de Juan XXIII (1958-1963), tuvo un efecto extraordinario en la Iglesia y en el mundo. Conocido con el apelativo de "Papa Bueno" por su alegría y su optimismo, en 1962 convocó un nuevo encuentro mundial de los Obispos en la basílica de S. Pedro. El Concilio Vaticano II (1962-1965) afrontó numerosos problemas relativos a la Iglesia y a la sociedad, llevando consigo cambios de extraordinaria importancia en muchísimos contextos. Juan XXIII se contentó con realizar pocos cambios en el Vaticano, entre ellos hay que recordar el traslado de obras de arte del Palacio de Letrán a los Museos Vaticanos; la renovación de la Torre de S. Juan en los Jardines Vaticanos donde al Papa le gustaba retirarse en la época de verano. Actualmente la Torre hospeda visitantes ilustres de la Santa Sede. Mantuvo inalterados los edificios y autorizó la reparación de las estructuras Vaticanas, sin aportar importantes modificaciones.

51 - Pablo VI (1963-1978) concluyó el Concilio Vaticano II. Fue el primer Papa de la historia moderna que viajó intensamente fuera del Vaticano. En éste dejó su huella edificando la gran Sala de las Audiencias, para acoger el gran número de peregrinos del Año Santo del 1975. Pablo VI es recordado también por haber sido el protector del arte contemporáneo. En 1973 inauguró la Galería de Arte Religioso Moderno, en los Museos Vaticanos.

52 - El pontificado de Juan Pablo I encendió nuevas esperanzas en el mundo y, después de su elección, el estado de ánimo que prevaleció entre los electores fue de una alegría incontenible: el hombre que había sido elegido era "el candidato de Dios". Pero el Papa Luciani fue alcanzado por una muerte imprevista apenas a un mes de distancia de su elección.

53 - En el nuevo cónclave, fue elegido Papa, el 16 de octubre de 1978, el cardenal polaco Karol Wojtyla que quiso tomar el nombre de Juan Pablo II, en honor de su predecesor. Primer Papa no italiano desde la muerte del holandés Adriano IV (1522-1523) la tarde de su elección quiso definirse como "el hombre que viene de lejos". El hijo de Polonia ha dedicado su vivaz pontificado a elevar la estatura de la Iglesia y del Vaticano en el mundo entero. Las numerosas peregrinaciones apostólicas realizadas lo han convertido en pastor de la Iglesia Universal a los ojos del mundo. Se estima que la distancia cubierta en sus viajes corresponda al doble de la distancia entre la tierra y la luna. Las continuas visitas al extranjero han tenido una duración conjunta de casi dos años.

54 - Su vida tuvo el riesgo de terminar trágicamente el 13 de mayo de 1981, cuando un terrorista turco intentó asesinarlo en la Plaza de S. Pedro al comenzar una Audiencia General. Reconquistado su vigor, Juan Pablo II continuó aprovechando todo moderno medio de comunicación para difundir el Evangelio a la humanidad. La enorme cantidad de personas acogidas por él en el Vaticano ha aumentado y continúa aumentando el prestigio de la Santa Sede. En el Vaticano, Juan Pablo II se ha limitado a pequeños cambios estructurales, entre ellos los de la Gruta en la tumba de S. Pedro y la decoración de la Capilla Redemptoris Mater en el Palacio Apostólico.

 

HOME - NOTICIAS - FE - TELEVISIÓN - RADIO - BIBLIOTECA - GALERÍA _- GENERAL