Padre Pio - El HombrePadre Pio - El FranciscanoPadre Pio - El SacerdotePadre Pio - El MisticoPadre Pio - El Beato

 

Padre Pio - El Hombre topright.jpg (20943 bytes)

San Giovanni Rotondo

 

 

Iglesia de San
Giovanni Rotondo

San Giovanni Rotondo se encuentra situado en el centro de un gran valle a 20 Km de Monte Sant'Angelo y a 567 metros sobre el nivel del mar.

El centro habitado se desarrolla en el altiplano del Pianoro, a medio camino entre las cimas más altas del Gargano, el Monte Nero y el Monte Calvo. La ciudad conserva todavía la estructura de una antigua aldea de montaña, con edificios blancos techados con la característica teja de barro rojo.

HISTORIA

No existen verdaderas fuentes históricas acerca del origen de San Giovanni Rotondo. Según la tradición, sus fundadores fueron los Griegos seguidores de Diomedes. Los primeros asentamientos habitados se remontan al neolítico y en la edad del hierro el territorio fue frecuentado por grupos ilíricos, que se convertirían en los futuros Daunios.

Entre el siglo IV y III a. C. la aldea fue romanizada y al este del asentamiento se construyó un templo que estuvo dedicado primero a Apolo, luego a Vesta y, finalmente, a Jano, y que fue apodado "La Rotonda" por su forma circular. Tras las excavaciones se hallaron tumbas pertenecientes a aquella época. Posteriormente, los habitantes de la zona se convirtieron al Cristianismo; el templo fue demolido y en su lugar se construyó una iglesia dedicada a San Juan Bautista.

En época normando-suabia, el Emperador Federico II fortificó el pueblo rodeándolo de murallas y torres (nada menos que una quincena) convirtiéndolo en una inexpugnable ciudadela.La ciudad pasó a parecerse a un castillo. Los peregrinos procedentes del Tavoliere de la Pulla y que se dirigían al Monte Sant'Angelo para venerar la cueva en la que apareció el Arcángel San Miguel, recorrían la Via Sacra Langobardorum.

Después de una pausa en los santuarios de Santa Maria di Stignano y de San Matteo, en San Marco in Lamis, se detenían casi siempre en San Giovanni Rotondo.

En San Giovanni Rotondo también dejó su huella San Francisco de Asís, en 1222, de regreso de la Sacra Cueva de San Miguel. Se construyó un convento franciscano en la que es actualmente la Via Michele D'Apolito, esquina Via Pietro Giannone, pero sus restos desaparecieron después de 1700.

(Fuente: Sito ufficiale della Postulazione della Causa)



El Hombre
  -  El Franciscano  -  El Sacerdote 
El Místico  -  El Santo

 


HOME - NOTICIAS - FE - TELEVISIÓN - RADIO - BIBLIOTECA - GALERÍA_- GENERAL