DIANETICA Y LA IGLESIA DE LA CIENCIOLOGIA
R.P. Hermenegildo Zanuso, M.C.C.J.
INTRODUCCION

Se trata de una organización mundial, con centros en más de sesenta países de los cinco continentes. Desde hace algunos años la Dianética actúa también en el campo de la drogadicción, para curar con método propio a los drogadictos en centros antidroga llamados 'Narconon'. La cura se basa en píldoras vitamínicas, ejercicios físicos, y, sobre todo, en estudiar los libros de L. Ronald Hubbard. Los gastos de la terapia son muy altos; a cambio, aseguran los dirigentes, el 80% de los drogadictos atendidos, en escasos meses quedan reintegrados a la vida normal; lo cual resulta fabuloso para padres de familia desesperados y decididos a cualquier sacrificio económico.

El fundador fue el estadounidense L. Ronald Hubbard. Nació en Tilden, estado de Nebraska (E.U.) en 1911. Hijo de un oficial de la Marina de los Estados Unidos, tuvo una infancia y una juventud inseguras; fue vaquero en un rancho del estado de Montana, cazador de coyotes, explorador, viajero en busca de aventuras en Asia, donde llegó a conocer la cultura india. De acuerdo con los biógrafos cienciólogos, Ron, a los 12 años de edad ya había leído las obras de muchos clásicos de fama mundial, y comenzaba a tomar interés por la filosofía y la religión.

Pasó unos semestres en la escuela de física nuclear de la universidad George Washington, en la capital de los Estados Unidos, sin llegar a graduarse: fue piloto de planeadores, luego escritor de ciencia-ficción.

En 1932 comenzó a interesarse por problemas de salud mental, y descubrío que nuestra sociedad no conoce la mente humana mejor que cualquier brujo de la India. En 1938 descubrió la 'Ley Primaria de la vida', y la expresó en el lema: 'Sobrevive'. Luego escribió su libro: 'Las dinámicas de la vida', y en 1950 publicó su obra más importante: 'Dianética, la ciencia moderna de la salud mental'. Los lectores de ciencia-ficción agotaron pronto la primera edición (María Luisa Solares). A este libro nos referiremos principalmente en el presente resumen. Después de hacer de la Dianética también una institución religiosa, L. Ronald Hubbard murió en 1986.

 

DIANETICA, LA CIENCIA DE LA SALUD MENTAL

La palabra viene del griego: 'día' (a través), y 'nous' (mente).

'Es el estudio y manejo del espíritu en relación consigo mismo, con los universos y con las otras formas de vida'. Se funda en axiomas tan indiscutibles como si fueran leyes físicas. Hubbard describe la técnica terapéutica para tratar todas las enfermedades mentales no orgánicas, y todas las enfermedades orgánicas psicosomáticas, y asegura una curación total; salen, por tanto, sobrando los demás tratamientos basados en psicoanálisis, hipnosis, electrochoque, intervenciones quirúrgicas, etc. 'Solo queremos liberar espiritualmente al individuo bajo su propia responsabilidad; no damos recomendaciones médicas'.

Según Hubbard, la Dianética crea condiciones en las que la capacidad racional del ser humano supera los límites normales de la personalidad, y permite una visión completa de la potencialidad mental, rebasando con creces lo que generalmente se opina.

Por lo tanto, quien practica la Dianética queda libre de toda fuente de dolor y malestar, y se vuelve un 'liberado' y luego un 'aclarado'.

En el lenguagje especial de Hubbard, 'liberado' es aquel que ya no está sujeto a tensiones y ansiedades; 'aclarado' es aquel que, gracias a la Dianética, se alivió de cualquier enfermedad y aberración psicosomática presente o potencial. E 'aclarado' cuenta con la experiencia de toda su vida, con todas sus facultades mentales innatas y toda su imaginación; la salud física ya está mejorada; todas las molestias psicosomáticas han desaparecido y no volverán jamás; dispone de mejores defensas contra las enfermedades y puede modificar el ambiente.

El aclarado es más dinámico; queda elevado su nivel moral; aumenta su capacidad de buscar el placer y de disfrutarlo; su personalidad es ya creadora y constructiva. Gracias al reequilibrio del sistema endócrino y a la disminución de accidentes viales, la duración de la vida aumenta; logra un nivel intelectual genial; puede influir en los demás y dominarlos; llega a ser un super-hombre; su vida es toda un éxito.

La filosofía en que se basa la dianética puede sintetizarse así: todo pensamiento y acto del ser humano obedecen a una sola orden: 'Sobrevive'. Todo ser humano tiene como supremo estímulo la sobrevivencia; su meta suprema es la sobrevivencia infinita, la cual puede resumirse así: 'apartarse de la muerte y asegurarse la inmortalidad'.

La sobrevivencia se compone de cuatro dinámicas: a) sobrevivir como individuo; b) sobrevivir como descendencia (familia, procreación, hijos, educación, etc.); c) sobrevivir como individuo-grupo; d) sobrevivir como individuo-humanidad.

Por lo tanto, cualquier dinamismo humano desemboca en la eternización del individuo, de la familia, del grupo, y de la humanidad. El éxito y el placer favorecen la sobrevivencia; el fracaso y el dolor la complican y la reducen. Por lo mismo debemos buscar el éxito, y eliminar cualquier dolor, crear una personalidad fuerte y armoniosa, dejando atrás lo 'preaclarado' de la terapia, y logrando lo 'aclarado', es decir ser personas 'aclaradas' (y no tenebrosas).

Por su propia naturaleza el ser humano es bueno; su mente se aplica a recibir datos, a sacar conclusiones, a resolver los problemas que atañen al individuo en sus cuatro dinámicas. Pero esto sólo es la mente en un aspecto 'analítico'.

El sentido de esta palabra es el siguiente: el dolor físico y mental se graba en las células de nuestro organismo, formando allí algo así como un almacén. Por lo tanto, el dolor, además de un recuerdo, es también una 'herida'; y la grabación de este dolor-herida es precisamente el 'engrama'. Todas las aberraciones humanas proceden de los engramas, los cuales pueden ser pre-natales, natales, y post-natales.

Los engramas pre-natales se deben atribuir a los problemas tenidos en las entrañas maternas: pleitos entre padre y madre, golpes recibidos por la madre embarazada, accidentes fortuitos de los que la madre fue víctima. Hubbard atribuye tal importancia a los engramas pre-natales que llega a afirmar: 'si miramos la realidad objetiva, sólo aceptando el engrama pre-natal es posible que una persona se aclare'. Los engramas almacenados en la mente reactiva son inconscientes, y pueden formar una 'cadena cuyo primer eslabón es el engrama base' (el primer engrama después de la concepción).

 

LA TERAPIA DIANETICA

Puestos los principios, Hubbard pasa a la terapia, que tiene por objeto 'liberar' al enfermo hasta hacer de él un 'aclarado'. La terapia libera al enfermo de los engramas, causantes de las aberraciones y enfermedades que ponen en peligro la misma sobrevivencia. La terapia 'alivia' al enfermo hasta hacer de él una persona aclarada, es decir perfectamente equilibrada, segura de sí, capaz de auto determinarse, plenamente consciente, y libre de todo dolor físico y mental.

Hubbard compara la terapia dianética a un extraordinario viaje, que nos lleva a descubrir esa como tierra desconocida que es la mente humana. Finalidad del viaje: recuperar la potencialidad innata del ser humano. Así, el hombre puede aliviarse de todas sus angustias, depresiones y miedos, que lo acobardan hasta hacer de él un fracasado.

Gracias a la Dianética, el enfermo se vuelve hombre de éxito, dotado de fuerte personalidad, capaz de vencer todas las dificultades de la vida. La Dianética logra borrar todos los dolores acumulados inconscientemente a lo largo de los años y restaurar la salud y la vitalidad del organismo.

La terapia dianética es compleja y está vigorosamente estructurada. Requiere de varias consultas, o 'sesiones', en las cuales un experto, llamado 'auditor', trata de liberar al paciente de sus engramas, sacándolos de las sombras de la inconciencia a la luz de la conciencia psicológica.

En la sesión, o 'auditación', comienza por sumir al enfermo en un estado de ligera inconciencia para que pueda 'revivir' los engramas enterrados en su mente, y 'subirlos' hasta la conciencia. Así describe el propio Hubbard las principales etapas de su terapia:

'Provocamos en nuestro "Yo" un estado de "rêverie" (ensueño), para que el enfermo vuelva a una determinada época de su vida. El "archivero" (mecanismo que pasa al Yo los datos de la mente reactiva bajo forma de recuerdos) reconstruye los episodios de los que la persona ya preaclarada (es decir bajo tratamiento dianético) rehace la experiencia'.

'El auditor ayuda al paciente a que describa cada engrama, el cual desaparecerá en cuanto quede borrado el engrama "básico-básico" (la primera sensación de dolor después de la concepción). El auditor usa en ocasiones el llamado E-Metro, simple galvanómetro cuya aguja oscila de acuerdo con las reacciones del paciente, el cual va recordando con precisión los golpes recibidos en el vientre de mamá propinados por papá, los cosquilloes de la aguja abortiva; recuerda, incluso, el paciente cuando sólo era un espermatozoide que desesperadamente buscaba el óvulo para fecundarlo'.

Es difícil localizar el engrama y sacarlo. El propio Hubbard sigue explicando:

'Cuando por primera vez nos acercamos a un engrama durante la terapia, tenemos la impresión de que está totalmente ausente. Se requieren a veces hasta tres auditaciones... pues el Yo, al volver (sobre sí mismo) debe examinar varias veces un engrama para que éste "se desarrolle".

Es como cuando preguntamos a una persona un dato: una semana lo recordamos, y la semana siguiente no lo recordamos; es lo que le pasa a una persona trastornada; eso mismo les pasa a los engramas. Un principio básico de la terapia es este; si seguimos exigiéndole al engrama, acabaremos por tenerlo.

El volver al tiempo pre-natal, desarrollará finalmente los engramas correspondientes, y la mente analítica podrá atacarlos y destruirlos (grabando encima de los mismos algo nuevo). Pero esto procede con lentitud. La técnica repetitiva, a pesar de requerir varias auditaciones, acelera enormente el proceso'.

 

LA IGLESIA DE LA CIENCIOLOGIA

L. Ronald Hubbard no quiso crear con la Dianética tan solo una nueva terapia para enfermedades mentales y psicosomáticas, sino que quiso fundar una nueva religión con este nombre: 'Church of Scientology' (Iglesia de la Cienciología). Su símbolo es una cruz sin Cristo.

En realidad, en sus libros Hubbard casi nada escribe acerca de religión; y es que la religión pertence al mundo des misterio que trasciende lo material, y no hace falta para mejorar la mente humana, siendo para esto 'suficiente' la Dianética.

Pero Hubbard habla de la Cienciología como de una filosofía religiosa aplicada y destinada al práctico mejoramiento de una persona.

El Credo de la Iglesia de la Cienciología es el siguiente:

'Nosotros de la Iglesia de la Cienciología creemos: que los hombres de toda raza, color y credo han sido creados con iguales derechos; que todos los hombres tienen derecho inalienable a practicar integralemente su propia religión; que todos los hombres tienen derecho inalienable a su propia vida, a su propia salud, a su propria defensa, a planear, escoger, asistir y sostener sus propias organizaciones, Iglesias y gobiernos; que todos los hombres tienen el derecho inalienable a pensar, hablar y escribir libremente, y a crear su propio destino; que las almas humanas tienen derechos humanos; que nadie, excepto el solo Dios, tiene autoridad para suspender o menospreciar tales derechos, ni abierta ni encubiertamente; nosotros de la Iglesia de la Cienciotolgía creemos que el hombre es fundamentalmente bueno; que trata de sobrevivir; que su sobrevivencia depende de él mismo y de los demás, y también de la consecución de la fraternidad con el universo; nosotros de la Iglesia de la Cienciología creemos que las leyes de Dios prohíben al hombre destruir su propia naturaleza y la salud de los demás, destruir o esclavizar a otra persona, destruir o limitar la sobrevivencia de sus propios compañeros, o de su grupo; nosotros, los de la Iglesia de la Cienciología, creemos que el espíritu humano ('thetan' vida 'consciente de estar consciente') puede ser liberado, y que solamente el espíritu puede salvar o sanar la mente y el cuerpo'.

 

CONCLUSIONES

Por Giuseppe Rosa-Rev. 'Civiltá Cattolica'

A pesar de las triunfalísticas declaraciones del Sr. Hubbard al presentar su propio método como prodigioso y seguro, la Dianética y la Iglesia de la Cientología son respectivamente una pseudo-religión. La Dianética nada tiene de científico; bajo un lenguaje intencionalmente difícil, oculta el vacío. Tanto es así, que en el mundo científico nadie toma en serio la Dianética. (Lamentablemente los dianeticistas no han podido todavía presentar al mundo un solo "aclarado").

'La Cienciología se presenta como una religión y una Iglesia. Subrayamos que poco o nada tiene de auténticamente religioso. Sólo tiene una indefinida creencia en Dios y en el espíritu (thetan). Su credo no es más que una reedición de la "Declaración de los derechos humanos" de la ONU'.

'La Iglesia de la Cienciología tiene una serie de ritos tomados del culto cristiano, entre los cuales el "naming" (bautismo), el matrimonio (sólo posible entre miembros de la secta), y las ceremonias fúnebres; tales ritos son ejecutados por un "capellán".

'La Iglesia de la Cienciología no cuenta con específicas fórmulas de oración, ni pretende llevar a sus adeptos a la "salvación"; sólo les ofrece una felicidad "terrestre", mediante el conocimiento y el mejoramiento de la vida presente y de la comunicación humana'.

'El principal objetivo de la "Advanced Organization Saint Hill" (así se llama el movimiento de L. Ronald Hubbard) al presentarse y registrarse como "Iglesia", es que así puede contar con la exención de impuestos' (lo cual quedaría confirmado por palabras textuales del Sr. Hubbard: "Si uno quiere de verdad amontonar dinero, nada hay mejor que fundar una religión"; "y Hubbard se volvió fundador, pontífice, profeta y multimillonario" (Solares).

'En realidad, todo hace pensar que la Iglesia de la Cienciología sea una organización que, disfrazándose de ciencia y de Religión, busca la manera de juntar dinero.

'En efecto, la terapia de la Dianética es muy cara. Según informa R. Cottrel (estudioso de las sectas, por cuenta del Parlamento Europeo), en Inglaterra, por ejemplo, un curso de Dianética cuesta entre 300 y 3,000 libras esterlinas (entre N$1,260.00 y N$12,600.00 en moneda mexicana); en otros países se cobran hasta 50 mil nuevos pesos. Además, hay que comprar los libros de Hubbard, y solamente tales libros; no hace falta comprar otros libros, pues Hubbard "lo ha descubierto todo".

El propio Hubbard aseguró que de su libro "Dianétics" fueron vendidos 7 millones de ejemplares; si cada ejemplar cuesta N$12.00 ¿cuántos millones entraron tan sólo por este concepto? Recientemente Dianética-Cienciología compró uno de los más importantes diarios estadounidenses, el "Christian Science Monitor" de Boston.'

'Pero el aspecto más inquietante de esta organización pseudo-científica y pseudo-reliosa, es el encantamiento que ejerce sobre las personas con las que establece contacto; encantamiento creado por el misterioso lenguaje que pretende ocultar supuestas profundidades científicas; encantamiento creado sobre todo por la persona de L. Ronald Hubbard, objeto de un verdadero culto por parte de los adeptos.

Es que a personas psíquicamente débiles o frustradas, de escasa cultura y desprovistas de sentido crítico, la Iglesia de la Cientología aplica un lavado de cerebro tan radical que numerosos jóvenes y muchachas abandonan su propio hogar y los estudios para adherirse a la secta, la cual, una vez conquistado un adepto no lo suelta más, utilizando siempre nuevas atracciones: el recorrido de purificación, del Esplendor, de la supervivencia atómica (en vista de la próxima tercera guerra mundial), la reconstrucción del universo, "las estrellas esperan". Por lo visto, ningún adepto es dado nunca de alta.'

También se utilizan amenazas y chantajes para casos de deserción, no faltando el espionaje y la persecución.

Para atraer nuevos adeptos, se usan medios no siempre honrados. Por ejemplo, la Iglesia de la Cienciología cuenta con centros de especialización para atraer y atrapar a los 'transeúntes', prometiéndoles un test psicológico gratis, o bien un curso gratuito de Dianética, o un examen gratuito de la personalidad.

'Por estos y otros motivos similares, algunos gobiernos, alertados por padres de familia privados de sus hijos, han comenzado a investigar a la Iglesia de la Cienciología. Algunas de las acusaciones son: estafa continuada, ejercicio abusivo de la profesión médica, evasión fiscal, fuga de capitales al extranjero'.

'Un magistrado de Inglaterra, Mr. Lateg, describió a la secta como "corrupta, inmoral, perjudicial y peligrosa", definiendo a Hubbard como un "charlatán". Semejantes investigaciones ponen en peligro a la Iglesia de la Cienciología, la cual trata de autodefenderse, incluso en forma clamorosa y publicitaria, hasta en importantes diarios, en los cuales los cienciólogos con su gran experiencia periodística:

a) se quejan de ser atacados por enemigos "que buscan dominio, ventajas personales, a costa incluso de la destrucción de los demás";

b) subrayan que "en tantos años de existencia y actividad la Iglesia de la Cienciología sufrío toda suerte de ataques por parte de las fuerzas opresoras; y, sin embargo, ha sobrevivido, y sigue difundiéndose gracias a la entrega de sus miembros y a los grandes ideales de bondad y libertad que ellos pregonan"; y agregan:

c) "semana a semana la Iglesia de la Cienciología libera de la ignorancia, de la droga y de enfermedades a más personas que todos los demás grupos juntos";

d) "en los Estados Unidos, antes paraíso de la libertad, la Iglesia de la Cienciología es en la actualidad blanco de ataques carentes de fundamento, por parte de individuos que codician el dinero de la Iglesia de la Cienciología. Algunos gobernantes no quieren que preparemos una sociedad más ética, más productiva y humana; por esto, mientras más trabajamos, más nos atacan".

(Y el 8 de julio de 1977 la Policía estadounidense cateó durante 23 horas las oficinas de Dianética en varias ciudades; tan sólo en Los Angeles recogío ventitres mil documentos altamente incriminatorios. Informa José Rodrígruez en su libro 'Esclavos de un Mesías').

"Esta autodefensa es muy significativa. Lejos de borrar las acusaciones contra la Iglesia de la Cienciología, las refuerza. En efecto, nadie tiene intenciones persecutorias en regímenes tan tolerantes como son los de Estados Unidos, Canadá, Australia, Alemania Federal, Italia, etc., y es precisamente en tales países donde las autoridades judiciales abrieron investigaciones contra la Iglesia de la Cienciología.

Y las investigaciones fueron abiertas en vista de actividades y comportamientos que tienen que ver con el código penal'. (Por ejemplo, en Italia la autoridad judicial acaba de clausurar 50 centros de Cienciología, los cuales atendían a cien mil adeptos en 16 ciudades).

'Parece, por lo tanto, justificado alertar al público, para que no acepte a ojos cerrados cualquier promesa de curación y de liberación de sus males físicos y psicológicos'.

¿Qué pensar de una ciencia que cultiva la personalidad humana precisamente destruyendo la misma personalidad humana?

¿Qué cura la farmacodependencia inyectando la sectadependencia?

¿Qué pensar de una religión que defiende la verdad mediante la mentira, la vida mediante la muerte, la libertad mediante la esclavitud, y el amor mediante el odio?

¿Qué no hablará de esto Jesús en el Evangelio de San Lucas Cap. 11, vers. 24 y siguientes?: "Cuando un espíritu impuro sale de un hombre, recorre los lugares áridos buscando reposo, y no hallándolo, se dice: Volveré a la casa de donde salí"...


Copiado del Folleto E.V.C. #632 por Hombre
Sociedad E.V.C. apdo. postal 8707 06000, México, D.F.


Cortesía de:
Eternal Word Television Network
5817 Old Leeds Road
Irondale, AL 35210
www.ewtn.com


ESPAÑOL

HOME-EWTNews-FAITH-TELEVISION-RADIO-LIBRARY-GALLERY-CATALOGUE-GENERAL