Papa Juan Pablo II: Audiencia general de los miércoles

Miércoles 3 de Diciembre 1997

   

Queridos hermanos y hermanas:

Cristo ha estado de algún modo presente en la historia de la humanidad desde el principio. Mediante el Espíritu, preparó su venida como Salvador orientando los corazones de los hombres de las diversas culturas y tradiciones religiosas hacia una esperanza de liberación.

Pero ha estado presente de forma particular en la historia de Israel, el pueblo de la Alianza. Los personajes eminentes del pueblo hebreo -como Abrahán, Jacob, Moisés o David- prefiguran a Cristo y a su luz cobran pleno valor. Además, Cristo está presente en los textos proféticos del Antiguo Testamento que describen su venida como Mesías y su obra salvadora. Así pues, Jesús es punto de referencia para la historia de su pueblo.

*******

Saludo ahora cordialmente a todos los peregrinos de lengua española y, en particular, a los fieles venidos desde la arquidiócesis mexicana de San Luis Potosí, y desde Chile, Perú y España. Invocando sobre vosotros el nombre de Jesús, Señor del cosmos y de la historia, de la que es el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin, os imparto con afecto la Bendición Apostólica.