Papa Juan Pablo II: Audiencia general de los miércoles

Miércoles 5 de Noviembre 1997

   

Queridos hermanos y hermanas:

A lo largo de los siglos el culto a la Virgen María ha visto florecer, junto a las tradicionales fiestas litúrgicas dedicadas a la Madre del Señor, innumerables expresiones de piedad mariana. Entre ellas sobresale la oración del "Ave María", que se remonta al siglo XIV inspirándose en los textos de la Sagrada Escritura, y el rezo del "Angelus", que invita a los cristianos a evocar a María en los diversos momentos de la jornada.

En la devoción mariana, ha adquirido un puesto de gran relieve el Rosario, oración sencilla que mediante la repetición de "Ave Marías" lleva a contemplar los misterios gozosos, dolorosos y gloriosos de la fe, descubriendo el rostro de un Dios cercano a los hombres, al que la Virgen alumbró en Belén y acompañó por el camino de la Cruz hasta la Resurrección.

*******

Quiero saludar ahora a los fieles de lengua española. De forma particular, a la delegación de la "Agencia de Desarrollo Económico Local de Nueva Segovia" (Nicaragua), así como a los demás grupos de España, México, Argentina, Panamá y Puerto Rico. Invocando a María, la llena de gracia y bendita entre todas las mujeres, os imparto con afecto la Bendición Apostólica.