New Home Page Navigation Top
DISCURSOS - 19/8/2011

Encuentro con profesores universitarios jóvenes en la Basílica del Monasterio del Escorial. - Saludo de un joven profesor al Santo Padre

 

Muy querido Santo Padre:

 

En nombre de los profesores aquí reunidos os damos la más calurosa bienvenida como Vicario de Cristo y os agradecemos vivamente el que, por primera vez en una Jornada Mundial de la Juventud, hayáis querido reuniros con jóvenes profesores universitarios. Somos conscientes de vivir un momento histórico en este monasterio de San Lorenzo de El Escorial, donde hace cuatro siglos un gran monarca católico reunió la principal biblioteca del mundo conocido.

 

Queremos agradeceros, Santidad, vuestro fecundo magisterio sobre la vocación universitaria y, en particular, sobre la relación entre ciencia y Fe, y sobre el lugar vital de la religión revelada en la sociedad actual. Vuestros históricos discursos en la Universidad de Ratisbona y en los Bernardinos de París sobre el vínculo entre la teología cristiana y las raíces de la cultura europea han sido para todos nosotros una gran ayuda en orden a situar en sus justos términos el debate intelectual con los que no creen. ¿Cómo no recordar la premisa expuesta por Vuestra Santidad en los Bernardinos?: "Lo que es la base de la cultura de Europa, la búsqueda de Dios y la disponibilidad para escucharle, sigue siendo aún hoy el fundamento de toda verdadera cultura".

 

Vuestra condición de insigne profesor universitario os hace especialmente sensible a nuestras inquietudes y aspiraciones en una época en la que no resulta fácil vivir como cristianos coherentes en el ámbito universitario. No pocos de los aquí reunidos hemos vivido una experiencia personal de conversión a Cristo en la que la razón y el conocimiento han sido un eficaz auxilio a la acción de la gracia y no al contrario. La reciente beatificación del cardenal John Henry Newman fue para todos los católicos un signo elocuente de la importancia que vuestra Santidad otorga a la dimensión intelectual de la vivencia cristiana.

 

Creemos que la Universidad es un ámbito maravilloso de evangelización de la juventud, donde los profesores católicos podemos anunciar el Evangelio y ser "fermento de comunidades" que vivan en armonía y amor mutuo la fe, unida siempre a la búsqueda de la Verdad en el campo del saber humano. El lema Caritas in Veritate resume a la perfección esta noble aspiración para la cual su magisterio y su propia vida nos estimulan y confortan. Gracias, Santo Padre. Sed bienvenido.