Primer Misterio Doloroso: La Oración en el Huerto 

(Intención: Por el buen deseo de cumplir con la Voluntad de Dios y aceptar la cruz.)

Jesús mío, Tu dijiste a tus apóstoles muchas veces, que esperabas con ansias la hora final de la redención, y sin embargo cuando presentiste lo que sufrirías, te estremeciste con temor y angustia en el alma.

Tú pediste al Padre que alejase de tí esa prueba, y como respuesta recibiste una negativa. Al contemplar el futuro ante mí, querido Jesús , tiemblo con temor y estremecimiento. He implorado al Padre algunas veces que me conceda un favor o me libre de una cruz y Su contestación ha sido"no". ¿Por qué dudo de su sabiduría respecto a mí, cuando Él rehusó la petición de su propio Hijo, por el bien de la humanidad en peligro?. Ayúdame a hacer la voluntad del Padre con tu misma generosidad y a aceptar una negativa con tu mismo amor.

Es la angustia y la incertidumbre, lo que me destroza el alma y a veces me pregunto si Él me quiere.

Tu ejemplar resignación y amor, me hacen comprender que el Padre tiene mi vida en sus manos y que nada puede sucederme que no sea por mi bien.

Dame la confianza necesaria para pedir lo que convenga, la humildad para esperar por su voluntad y la fe para aceptar una negativa. Haz que mis sufrimientos me rediman, que mi voluntad sea la de Dios y que mi vida sea un sacrificio de amor.

Recite 1 Padre Nuestro, 10 Avemarías, 1 Gloria y
1 ¡Oh Jesús
mío...!  


REGRESAR

siguiente


                  HOME - NOTICIAS - FE - TELEVISIÓN - RADIO - BIBLIOTECA - GALERÍA - ENLACES_- GENERAL