Primer Misterio Glorioso: La Resurrección

(Intención: Para recordar las alegrías venideras y para perseverar hasta el fin.)

EL gozo de tu resurrección llena mi alma de exaltación, al realizar que mi cuerpo resucitará también algún dia. Así como tus cinco llagas, mis sufrimientos resplandecerán a la vista de todos. La Sabiduría del Padre, será por siempre glorificada cuando todos los hombres vean como, por su plan y voluntad para con mi vida, El trazó la gloria que será mía por toda la eternidad.

Todas las pruebas, sufrimientos, angustias y desilusiones, serán como nada, comparados con la gloria que tus sufrimientos merecieron para mi. Todo parecerá como un sueño y la visión de tu faz llenará mi alma de gozo exquisito.

Mi alma, unida de nuevo a mi cuerpo, será como la vuestra, perfecta. Jamás ninguna maligna inclinación volverá a turbarla, ninguna debilidad dañará su belleza, ninguna separación la entristecerá, ninguna enfermedad o lágrima quebrantará mi paz, ningún remordimiento nublará mi mente. Mi memoria, dulce Jesús, estará como la tuya llena de cosas buenas, mi inteligencia comprenderá los mayores misterios y mi voluntad siempre unida a la tuya, no experimentará jamás el pesar de la rebelión.

Recite 1 Padre Nuestro, 10 Avemarías, 1 Gloria y 
1 ¡Oh Jesús
mío...! 

REGRESAR

siguiente


                HOME - NOTICIAS - FE - TELEVISIÓN - RADIO - BIBLIOTECA - GALERÍA - ENLACES_- GENERAL