Procedimientos para la votación

Hay tres fases en el proceso de elección. Ellas son:

1) El preescrutinio, durante el cual se preparan y distribuyen las boletas.

2) Escrutinio, durante el cual se recogen y cuentan las boletas.

3) Post escrutinio, durante el cual se cuentan, se verifican y se queman las boletas.

 

1. Preescrutinio

Durante el preescrutinio se preparan y distribuyen las boletas, y se eligen por suerte nueve electores que servirán: 3 como escrutadores, 3 infirmarii, y 3 revisores.

Los escrutadores son tres cardenales electores elegidos al azar para recoger y contar los votos. Mientras ellos están de pie junto al altar, los electores se acercan individualmente a depositar sus votos. Uno de ellos también recoge los votos de aquellos que están incapacitados físicamente de acercarse al altar. Posteriormente, sentados en una mesa frente al altar, hacen el cómputo de votos para determinar si alguien fue elegido.

Los infirmarii son tres cardenales electores escogidos al azar para llevar boletas a aquellos electores que, si bien están dentro del recinto del cónclave, se encuentran demasiado enfermos para estar presentes en la Capilla Sixtina. Llevan una caja con candado en la que, previamente mostrada a los demás electores para que constaten que está vacía, reciben los votos de los enfermos. Al volver, la entregan sin abrir a los escrutadores.

Los revisores son tres cardenales electores escogidos por suerte para verificar el cómputo de votos y las anotaciones de los escrutadores, de suerte que puedan determinar si el cómputo fue realizado exacta y confiablemente.

2. Escrutinio

Una vez que las boletas, incluidas las de los enfermos, ya se han depositado, el primer escrutador sacude el receptáculo varias veces para mezclarlas. Enseguida el tercer escrutador las cuenta y las coloca dentro de otro recipiente, vacío. Si el número de votos no es igual al de electores, se les quema y se procede inmediatamente a una segunda votación. De otro modo, los escrutadores proceden al cómputo.

Sentado ante una mesa frente al altar, el primer escrutador lee en silencio el nombre que aparece en cada boleta y lo pasa al segundo escrutador, que hace lo mismo. Enseguida este último lo pasa a su vez al tercer escrutador, quien lo lee en voz alta y lo escribe. Cada escrutador, a su vez, escribe el nombre en un papel provisto para ello. En seguida, cada boleta es perforada con una aguja a través de la palabra “eligo” (Yo elijo) y enhebrada en un hilo por seguridad.

Cuando todos los votos han sido leídos, se hace un nudo en el hilo y las boletas usadas se colocan en un recipiente al extremo de la mesa.

3. Post escrutinio

Los escrutadores tabulan la cuenta de votos que cada uno de ellos hizo. Esto lo hacen en una hoja de papel distinta de aquella en que contaron los votos. Enseguida los revisores verifican los resultados.


 

Próximo: Provisiones especiales

Atrás: Entrada al Cónclave

Interregnum

 

EL SUMO PONTIFICE EL COLEGIO CARDENALICIO LA CURIA ROMANA INTERREGNUM PONTIFICIO
LA SEDE DE PEDRO (HOME) SITIO WEB DEL VATICANO