Antes del Cónclave

Los días que van desde el funeral hasta el inicio del cónclave ofrecen a los cardenales una oportunidad de intercambiar opiniones acerca del estado de la Iglesia. Pero deben evitar convertir esa oportunidad en una campaña electoral en busca del puesto.

“Los Cardenales electores se abstendrán, además, de toda forma de pactos, acuerdos, promesas u otros compromisos de cualquier género, que los puedan obligar a dar o negar el voto a uno o a algunos.” (UDG 81)

Tampoco pueden los cardenales,

"hacer capitulaciones antes de la elección, o sea, tomar compromisos de común acuerdo, obligándose a llevarlos a cabo en el caso de que uno de ellos sea elevado al Pontificado" (UDG 82).

De hecho, tales compromisos serían inválidos y nulos (ibid)

Sin embargo, sí es posible que “durante la Sede vacante pueda haber intercambios de ideas sobre la elección”. (UDG 81)

A pesar de la solemne ley de la Iglesia y la penalización de excomunión automática por vender o intercambiar votos, no se duda de la validez de la elección misma. La Universi Dominici Gregis establece:

79. Si- Dios no lo quiera- se llegase a perpetrar el delito de simonía en la elección del Romano Pontífice, decreto y declaro que todos los culpables incurrirán en excomunión latae sententiae. Simultáneamente derogo la nulidad o invalidez de la misma provisión simoníaca de modo que- como ya quedó establecido por mis predecesores- esto no constituya razón para rechazar la validez de la elección del Romano Pontífice.


 

Próximo: Entrada al Cónclave

Atrás: Funeral y entierro

Interregnum

 

EL SUMO PONTIFICE EL COLEGIO CARDENALICIO LA CURIA ROMANA INTERREGNUM PONTIFICIO
LA SEDE DE PEDRO (HOME) SITIO WEB DEL VATICANO