La Curia Romana
 

 

Academias pontificias

Las academias pontificias sirven como consejeros al Papa, pero, por lo contrario a los dicasterios romanos, no participan directamente en la autoridad papal.

Academia Pontificia de Ciencias
Academia Pontificia de Ciencias Sociales
Academia Pontificia por la Vida

Academia Pontificia de Ciencias
Presidida por el Presidente: Profesor Nicola Cabibbo
Asistido por el Director: Obispo Marcelo Sánchez Sorondo

La precursora de la actual Academia Pontificia de Ciencias fue la Linceorum Academia, que se fundó en Roma en 1603 y que, tras algunas vicisitudes, fue denominada Pontificia Academia dei Nuovi Lincei por Pío IX en 1847. Se amplió por León XIII en 1887, y en 1936 recibió su actual nombre de Pío XI. Actualmente es la única academia de ciencias de carácter supranacional que existe en el mundo. Tiene como objetivo: rendir honores a la ciencia pura, se encuentre donde se encuentre, y garantizar su libertad y promover su investigación, lo que constituye la base indispensable para el progreso en la ciencia. Esta Academia es directamente responsable ante el Santo Padre. Se compone de 80 académicos que son nombrados por el Papa. El cuerpo académico selecciona nombres, sin discriminar en manera alguna, entre los que se dedican a las ciencias matemáticas y experimentales en cada país, y luego los propone al Papa. Además de estos 80 académicos están los académico “perdurante munere”, elegidos por razón de su cargo, y los académicos honorarios, por razón de sus méritos hacia la Academia.


Academia Pontificia de Ciencias Sociales
Presidida por el Presidente: Profesor Edmond Malinvaud
Asistido por el Director Cancelario: Obispo Marcelo Sánchez Sorondo

La Academia Pontificia de Ciencias Sociales fue fundada por Juan Pablo II en Enero de 1994, por el Motu Proprio Socialum Scientiarum. Su objetivo, dice el artículo 1 de sus estatutos, es “promover el estudio y progreso de las ciencias sociales, económicas, políticas y jurídicas a la luz de la doctrina social de la Iglesia.” La Academia es autónoma y al mismo tiempo, mantiene una relación muy estrecha con el Consejo Pontificio Justicia y Paz, con el que coordina la planificación de diversas iniciativas. Sus académicos son también nombrados por el Papa y su número no puede ser menor de 20 ni mayor de 40. Actualmente hay 31 miembros que proceden de 24 países de todo el mundo, sin distinción de denominación religiosa, y que se eligen por su alto nivel de competencia en alguna de las diversas disciplinas sociales.


Academia Pontificia por la Vida
Presidida por el Presidente: Doctor Juan de Dios Vial Correa
Asistido por el Vicepresidente: Obispo Elio Sgreccia

Con su Motu Proprio Vitae Mysterium de 11 de Febrero de 1994, Juan Pablo II instituyó la Academia Pontificia por la Vida. Sus objetivos son el estudio, la información y la formación sobre los principales problemas de la biomedicina y del derecho, relativos a la promoción y defensa de la vida, por encima de todo en la relación directa que tienen con la moralidad cristiana y las directrices del Magisterio de la Iglesia. Para lograr estos objetivos, la Fundación Vitae Mysterium fue instituida en Octubre de 1994. La Academia por la Vida es autónoma y está ligada al Consejo Pontificio para la Asistencia Pastoral a los Trabajadores de la Sanidad y a otros varios dicasterios de la Curia Romana comprometidos en el servicio de la vida. Setenta miembros nombrados por el Papa, que representan a diferentes ramas de ciencias biomédicas y que están estrechamente relacionados con problemas referentes a la promoción y defensa de la vida, pertenecen a la Academia.


Atrás

 

 

EL SUMO PONTIFICE EL COLEGIO CARDENALICIO LA CURIA ROMANA INTERREGNUM PONTIFICIO
LA SEDE DE PEDRO (HOME) SITIO WEB DEL VATICANO